La industria del anime se ha visto muy afectada por la epidemia del coronavirus (covid-19). Gran parte de estos problemas, gracias a que la industria del doblaje en Japón se ha pausado, causando que muchas series se retrasen indefinidamente.

Los estudios de grabación son peligrosos por tres grandes razones, debido a que deben estar cerrados para mantenerlos en silencios, los actores suelen suelen estar durante mucho tiempo en un pequeño estudio y muchas personas usan el mismo micrófono. Motivo por el que se han causado, al ser un considerados como gran punto de contagio.¿Porque se están retrasando los anime?Akira Kamiya, de 73 años, conocido por interpretar a Kenshirou en Hokuto no Ken, confesó a Twitter que estaba «muy aterrador». Muchas agencias de talentos y estudios de doblaje les pidieron a los actores de voz que grabaran individualmente, al final tuvieron que suspender sus actividades.

Además, diferentes procesos involucrados en la creación del contenido necesario para producir un anime se han retrasado. La mayor parte de la producción se subcontrata en el extranjero, y la mayoría de estos estudios son de origen Chino y Coreano, estudios que están pausados por la pandemia del coronavirus. Previamente les platicamos cómo una persona se encargaba de visitar a los estudios subcontratados en China y Corea para posteriormente recolectar el material y llevarlo a Japón para que puedan implementarse los avances individuales en el proyecto. En este nuevo panorama, esto no es posible, y aunque fuera posible, muchos estudios en el extranjero han suspendido sus actividades temporalmente.

Actualmente, se emiten alrededor de 100 animes en Japón cada año. Se dice que se necesitan unos 10 meses para producir un buen anime(con aproximadamente 12-13 episodios). Un productor de una estación de televisión, mencionó lo siguiente: «La animación requiere más tiempo que otros tipos de programas, incluidos los dramas y shows variados. Incluso si el sistema de producción vuelve a la normalidad, los animes no se puede transmitir de inmediato. Habrá más obras retrasadas». La situación actual es difícil, se dice que cada estación ya ha comenzado a considerar posponer la transmisión de animes para julio u octubre.

Las consecuencias se extienden al merchandising de anime. Las ventas de obras musicales como canciones temáticas, colaboraciones con videojuegos y productos como figuras no se vender bien, si las obras en las que se basan estan pausadas indefinidamente. Los eventos relacionados al anime también se cancelan uno tras otro, lo que ha tenido un gran impacto en la vida de los actores de doblaje.

En los últimos años, la animación japonesa se ha expandido y tiene muchos fanáticos en el extranjero. Existe  mucha demanda por ver anime, pero el staff no puede cumplir con la demanda, motivo que ha causado demasiado estrés.

Redacción original por Livedoor.

3 COMENTARIOS

Comments are closed.