Valve se empeña cada vez más en mejorar diversos aspectos de Steam, entre ellos sus protocolos de seguridad para así proteger a todos sus usuarios. Sin embargo, recientemente se descubrió que la plataforma tuvo una vulnerabilidad importante por años.

De acuerdo con los informes, millones de usuarios de la plataforma estuvieron en riesgo por lo menos durante los últimos 10 años. Tom Court, investigador de seguridad de Contextis, reveló que un bug de Steam permitía a hackers tomar el control de las computadoras de los jugadores.

Antes de que te alarmes, debes saber que la vulnerabilidad ya fue eliminada por Valve. Court cooperó con la compañía al mostrar la existencia del bug, que provocaba incluso que la información de los usuarios fuera robada.

Valve solucionó parte del problema con una actualización en julio de 2017; sin embargo, el inconveniente no se eliminó de raíz, pues todavía se podía ejecutar código de manera remota. Abajo te dejo un video donde Court logra abrir la aplicación de la calculadora gracias a la vulnerabilidad:

 

«El hecho de que un error tan simple con consecuencias tan graves haya existido en una plataforma de software tan popular durante tantos años puede sorprendernos al encontrarlo en 2018 y debería servir de estímulo para que todos los investigadores de vulnerabilidad encuentren y den a conocer más de ellos», comentó Court.

Afortunadamente, Valve encontró una solución definitiva al problema, que se liberó con la versión Beta del cliente en febrero de este año. Dicha actualización llegó a toda la comunidad de Steam el pasado 22 de marzo.