Sony tendría que pagar una suma de dinero de 3,5 millones de dólares, debido a que engañó a algunos clientes en Australia.

Sony

Hace no mucho Australia decidió demandar con una multa de 3,5 millones de dólares australianos a la compañía en el país por haber quebrantado los términos de leyes de consumo vinculado con la política de devolución de la Playstation Store.

Puesto que, múltiples usuarios estuvieron reclamando a Sony la devolución de un juego que consideraban defectuoso y que lamentablemente dicha empresa decidió rechazarlas por dos razones:

  • La compañía argumentaba que se había comprando de forma digital y que se habían hecho con más de 14 días antes de la reclamación.

Debido a estos motivos no son considerandos a la leyes del país y por ello han sido multados. Otra de las conductas sancionadas es el hecho de que le dijeron a uno de sus consumidores que no les es permitido devolver el dinero del juego ya que a no se que se les autorice el desarrollador no podrían hacerlo, adicional a esto si llegara a proceder se le devolverían como saldo en la Playstation Store y no como método de pago.

Citando algo importante que dijo Rod Sims, jefe de la comisión Australiana de la competencia y del consumidor. «Lo que Sony le dice a los consumidores es falso y no refleja los derechos de garantía a los que tienen acceso los consumidores australianos«.

Debido a esto Sony buscaría amoldarse a las normas de Australia y seguir las políticas del consumidor aplicadas sobre su territorio, un hecho sin precedentes que tendría que tomarse en cuenta como ejemplo para otros países fuera del continente y que tendría que revisarse dos veces antes de hacer una compra digital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí