El presidente y CEO de Sony Interactive Entertainment, Jim Ryan, reveló el domingo que la próxima consola de PlayStation incluirá una función para suspender la consola, consumiendo menos energía que la PlayStation 4, con un consumo de energía estimado de alrededor de 0,5 w.

Ryan señaló que si un millón de usuarios de la consola utilizan esta  función se reduciría el consumo eléctrico equivalente a 1,000 hogares estadounidenses.

Esta medida forma parte del proyecto «Playing for the Planet«, la asociación de Sony con el Comité de medio Ambiente de las Naciones Unidas.

Sony señaló anteriormente en abril que su nueva consola ha estado en desarrollo durante cuatro años, y no se lanzará en 2019. Takashi Mochizuki, reportero del Wall Street Journal Tech en abril que la consola de próxima generación de Sony no se lanzará en los próximos 12 meses. La consola será compatible con videojuegos de PS4, ya que se basa en parte en la arquitectura de PS4.

Sony ha vendido más de 100 millones de unidades de consolas debería en todo el mundo a 30 de junio.

Fuente: ANN