Desde el Wall Street Journal informan que Nintendo presentaría un nuevo modelo de Switch en la segunda mitad de 2019, más concretamente a inicios, de cara al verano. El medio cita «distribuidores y otros con conocimiento directo del plan» como sus fuentes.

Desde Nintendo todavía estarían debatiendo sobre el nuevo hardware y los costes de posibles nuevas funcionalidades. Una de las opciones sobre la mesa es la de mejorar la pantalla, la que actualmente es un LCD de bajo perfil que carece de muchas de las tecnologías que poseen smartphones modernos, aunque no contaría con un panel OLED.

Como vienen siendo habitual, la compañía no ha querido realizar comentarios al respecto.