NHK informó el miércoles que el gobierno japonés está considerando levantar el estado de emergencia en las prefecturas vecinas de Osaka, Kyoto y Hyogo el jueves. El gobierno sigue de cerca la situación en Tokio para posiblemente tomar una decisión sobre esa metrópoli también.

Ocho prefecturas en Japón permanecen en estado de emergencia, y el gobierno apunta a 0.5 contagios por por cada 100,000 personas en una semana como un criterio para levantar el estado de emergencia. Osaka, Kyoto y Hyogo han alcanzado ese objetivo, pero Tokio y Kanagawa aún no lo han logrado.

Abe declaró el estado de emergencia en Tokio, Kanagawa, Saitama, Chiba, Osaka, Hyogo y Fukuoka del 7 de abril al 6 de mayo. El gobernador de Kyoto, Takatoshi Nishiwaki, solicitó al gobierno japonés el 10 de abril que agregue Kyoto al estado de emergencia. El gobernador de Aichi Hideaki Ōmura solicitó de manera similar al gobierno japonés el 16 de abril que agregue su prefectura a la lista, y luego declaró de forma independiente el estado de emergencia el 17 de abril. Hokkaido levantó su propio estado de emergencia de tres semanas el 19 de marzo, solo para declarar un segundo estado de emergencia el 12 de abril.

Luego, Abe anunció el 16 de abril que el gobierno nacional expandió el estado de emergencia en todo el país hasta el 6 de mayo. Como lo requiere la ley recién promulgada que permitió esta declaración, Abe se reunió con el grupo de expertos sobre el COVID-19, antes de anunciar formalmente la expansión del estado de emergencia que se anunció hasta el 31 de mayo.

Hasta el lunes, Japón había reportado 15,798 casos del virus (incluidos 712 casos del crucero Diamond Princess), con 621 muertes (incluidas 13 muertes del crucero Diamond Princess).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí