Shinji Aoba, quien finalmente fue arrestado dentro de un hospital de la Prefectura de Kyoto en la mañana del 27 de marzo, fue transportado a la comisaría de Fushimi en Kyoto para ser interrogado.

Kyoto Animation
Shinji Aoba, de 42 años, fue el responsable de rociar con gasolina el primer estudio de Kyoto Animation y provocar un incendio que acabó con la vida de decenas de personas dijo que él sufrió graves quemaduras en todo el cuerpo y estuvo temporalmente inconsciente en estado crítico. Alrededor de noviembre del año pasado, finalmente se recuperó lo suficiente para hacer una declaración, y la investigación progresó. Aunque se emitieron órdenes de arresto a partir de finales de febrero, estas se pospusieron debido a la nueva epidemia del coronavirus. Ya que Aoba está gravemente herido y con quemaduras en el 90% de su cuerpo, existiendo riesgo de muerte en el caso de infectarse de coronavirus. Al final, la policia decidio esperar a que se levantara el estado de emergencia para arrestar al sospechoso.

Jun Karibe, director de la Clínica de Cirugía Plástica y Cutánea Kojimachi, comento lo siguiente:

«Lo que se realizó en Aoba fue un tratamiento llamado trasplante de piel. En este tratamiento, se tomaron células de la piel no dañada y se cultivaron durante aproximadamente un mes, y las células completadas se colocaron en el área defectuosa. El método de trasplante cuesta unos 300.000 yenes para hacer una piel del tamaño de una postal. Basándome en el estado de las quemaduras de Aoba, supongo que la piel cultivada usada en este caso era de unos 150-250 trozos. Debe haber costado cerca de 75 millones de yenes. Además, 50 millones de yenes por la dermis artificial, 50 millones de yenes por 10 meses de hospitalización, y se incluye el costo de otros equipos y procedimientos médicos por 200 millones de yenes.»

Estos altos costos médicos no pueden ser pagados por una persona promedio, por lo que el gobierno Japonés tendrá que pagar sus deudas por el. Ya que Aoba cuenta es beneficiario de un seguro social y las facturas generadas por enfermedad están cubiertas por su seguro. El gobierno nacional pagará tres cuartas partes de sus deudas, mientras que la prefectura de Saitama tendrá que pagar el resto.

Se podría decir que la persona que vivió de Kyoto Animation sobrevivió gracias a los contribuyentes que pagan sus impuestos. La suma total de los gastos generados supera los 2 millones de dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí