El Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones de Japón lanzó su «Análisis de la Situación de la expansión de los contenidos emitidos en el extranjero» del año 2016 el viernes. Según el estudio, el valor de las exportaciones de contenido transmitido en el año fiscal 2016 fue de 39,35 billones de yenes (aproximadamente US $ 358 millones). El anime representó el 77.1% del total, y el 84.2% de los ingresos de derechos de transmisión específicamente.

Del total, 32.7% provino de derechos de comercialización, 31.4% de derechos de transmisión, 26.9% de derechos de transmisión por Internet, 5.3% de remakes, 2.3% de derechos de home video y 1.4% de otros.

Además del 77.1% del total que se debió al anime, el 10.2% era de drama, el 9.7% era de programas de variedades, el 0.6% provenía de documentales, y el 1.7% provenía de otros.

Por región, el desglose fue el siguiente: 58.7% a Asia, 27.2% a América del Norte, 8.0% a Europa, 1.6% a América del Norte y 4.6% a otras regiones.

El 58% de los ingresos de las exportaciones de anime en particular provienen de Asia, el 29.1% de América del Norte, el 7.7% de Europa, el 1.7% de América Latina y el 3.4% de otras regiones.

El anime constituía la mayor parte del total en Asia, América del Norte y Europa. En América del Norte, el anime componía casi todo el total de la categoría de transmisión, con un 95.3%.

El total de 39,35 mil millones de yenes es un 36% más que el año anterior. Estas cifras revelan la importancia que tiene para la economía japonesa el anime así como su expansión en otras regiones y la relevancia que va ganando muy rápido.