En abril, el popular sitio de piratería de manga Mangamura cerró cuando se convirtió en el tema de una investigación policial.

Desde el cierre del sitio, varios mangakas han hablado diciendo que las ventas de sus series han aumentado. Si bien ninguno de los artistas dio datos concretos, creen que cada vez más usuarios recurren a versiones legales con el cierre del sitio.

Toriko Gin ( Kimi wo Shinasenai no domestica a Storia ) dice que sus ventas digitales se han más que duplicado desde el cierre de Mangamura. Hika Mayama ( Yoru no Himitsu wa Sensei a ) compartió, «Realmente, ¡mis regalías han aumentado 4-5 veces! Incluso cuando no es gratis, ¡todos lo están leyendo! ¡Estoy llorando ahora mismo!»

Sakuya Amano ( Konohana Kitan /  Gosick ) escribió que los sitios web oficiales de manga han experimentado un aumento en el tráfico, aunque no mencionó ejemplos ni cifras. Yoshitoshi Abe ( Serial Experiments Lain ) y Mitsuru Yuuki ( Shonen Onmyouji ) compartieron su alegría y agradecieron a los fanáticos por apoyar legalmente los títulos favoritos.

El autor de la novela ligera Akinori SatakeGyaku Seichou Cheat de Sekai Saikyou ) dijo que las ventas de sus libros también han aumentado. También ataca un punto clave de conversación sobre piratería. Satake dijo que los piratas afirman falsamente que los sitios ilegales aumentan el reconocimiento de nombres y que nadie compraría algo que pudieran obtener de forma gratuita. Él cree que esas son solo «excusas convenientes» y que las crecientes ventas desde el cierre de Mangamura pueden servir como un contra-punto.