El director Yutaka Yamamoto (Wake Up, Girls!Kannagi: Crazy Shrine MaidensSuzumiya Haruhi no Yūutsu), conocido como Yamakan dentro de la industria, publicó recientemente en Twitter sus comentarios sobre el tópico que ha generado controversia en las últimas horas: la cancelación del anime Nidome no Jinsei o Isekai de, apoyando los comentarios discriminatorios del autor original de la obra. En sus publicaciones expresó “estar muy enojado por la cancelación”, y añadió, “ahora cualquier anime se puede derribar con sólo un golpe”. 

Yamakan dijo varias veces en Twitter y en una publicación de su blog que cree que la comunidad otaku es la culpable de “arruinar” el anime. Cuando la noticia de la cancelación del anime fue publicada, comenzó a difundir el hashtag #オタクがアニメを滅ぼす日, que se traduce como «#ElDíaQueLosOtakusArruinaronElAnime». Afirma que el predijo la situación con anterioridad y además, que también había predicho que la industria caerá en un desequilibrio debido a que la comunidad otaku tiene demasiado poder sobre la industria.

Él describió a los otakus como personas demasiado impertinentes sobre el estado de la industria del anime y que no se dan cuenta el cómo sus opiniones afectan a la misma. Mencionó que incluso cuando hubo directores que dejaron sus proyectos el año pasado, y ahora que se canceló una serie, la comunidad otaku no se da cuenta de los problemas que ocasionan debido a que ven el anime como una forma de escapismo a su realidad y no como un medio audiovisual.

Yamakan también añadió que quiere “ir a China y charlar con la gente de allí”, pero rápidamente aclaró esta afirmación en una publicación de su blog.

«Honestamente, tengo resentimiento contra (algunos) chinos», dijo, y afirmó que tuvo una discusión con un «extremista chino» y que le prohibieron entrar a ese país. «Pero al mismo tiempo, hay mucha gente de China que lo entiende y hay muchos fanáticos», dijo.

Lamentó que los chinos le estuvieran atacando, afirmando que todo lo que estaba tratando de hacer era criticar a los nacionalistas otaku por difundir el odio contra China y Corea. Culpa a los nacionalistas otaku japoneses ( netouyo ) y a los «extremistas chinos» por la cancelación de la serie, y se imagina a sí mismo como «en el medio» de ambos grupos y sujeto a la ira de ambas partes.

«Si critico a los otakus neonacionalistas que difunden odio, me atacan por la espalda los chinos. Hoy volvió a suceder. Es realmente terrible. Pero no está ligado a mi resentimiento hacia todos los chinos», escribió. «¿Es tan difícil tener estas discusiones con sentido común y razón, pero sin histéricos?»

En la publicación se refirió a una entrada anterior del blog del 30 de mayo, donde había publicado una respuesta que había recibido que parodiaba el poema de Martin Niemöller «Primero vinieron por …» sobre los alemanes que no reconocen el ascenso nazi al poder. El poema fue reescrito para comenzar con «Primero otaku atacó a Yamakan …»

Los otros tweets de Yamakan sugieren que cree que la cancelación se debe en parte a los intereses comerciales del comité de producción, un sistema del que es crítico . 

Yamakan ya hizo comentarios discriminatorios, algunos por los que se disculpó. Caracterizó a los otakusmayores como discapacitados en septiembre. Públicamente caracterizó al director de Fullmetal Alchemist Seiji Mizushima como «infantilmente emocional», arremetió contra el elenco de Wake Up, Girls! los miembros del reparto, y culpó parcialmente al ídolo Mayu Tomita por ser violentamente atacado por un fan en marzo de 2017. En 2016, declaró moe como ‘fascista’ y el anime está ‘muerto’.