El 12 de febrero, el departamento de policía de la prefectura de Nara informó que arrestó a una mujer desempleada de 21 años por violar la ley contra el acoso de Japón debido a que envió 293 mensajes en los que se incluyen fotografías explícitas a una mujer con unos 70 años de edad.

La mujer identificada como Kanako fue arrestada cuando acudió al restaurante donde trabaja la anciana, y ante la policía admitió el crimen, comentando lo siguiente: «Me sigue gustando y le envié muchos correos electrónicos porque es una sensación agradable halagar«.

Según la policía, Kanako trabajó como mesera en el mismo restaurante que la señora de 70 años durante la primavera de 2019 y febrero de 2020. Y fue mientras trabajaba en el mismo restaurante que conoció a esta señora, por lo que se enamoró, le dijo esto a la policía: “Mi mamá no me dio mucho cariño mientras yo crecía, pero la señora me trató amablemente y me empezó a gustar”.

La primavera pasada, Kanako ya le había enviado fotos de ella desnuda, la policía en ese momento envió una advertencia, pero ella no se detuvo y ahora ha sido arrestada.