Un YouTuber australiano de 35 años fue declarado culpable después después de que se descubrió que importó «contenido animado para adultos que incluía lolis» y realizó un streaming haciendo cosas explicitas con una muñeca.

El caso fue tan viral que fue cubierto por medios nacionales de Australia e incluso fue catalogado como un «gamer nerd de Youtube» por el portal Daily Mail. El Youtuber se llama Shane Andrew Lunnay y todo comenzó cuando decidió importar contenido que incluya lolis. Aunque todo empeoro, cuando Lunnay realizó un streaming teniendo relaciones explícitas con una muñeca.

Se le dijo a la corte que Lunnay tenía fotos y videos que mostraban a menores, aunque en realidad eran personajes ficticios, y la jueza Geraldine Davison usó este caso como una oportunidad para atraer el odio hacia el hentai el y anime.

Geraldine Davison comento lo siguiente:

«¿Es este otro ejemplo, quizás, de que uno no debería considerar que el anime, o el material hentai, es inofensivo, sin víctimas»?

El juez también calificó la habitación de Lunnay como un «mundo de fantasía», ya que estaba decorada con carteles de «jóvenes animadas».

Incluso la defensa legal del Youtube parecía tener algo contra él, ya que su abogado mencionó que Lunnay vivía en un ‘mundo de fantasía insalubre, desviado e ilegal’, aunque el criminal ha estado en «terapia».

Pantelia Marinakis, un fiscal, también informó al tribunal que Lunnay conversó con un psicólogo, donde admitió que no tenía interés en el material por el que se le acusa. La sentencia de Shane Andrew Lunnay se revelará a finales de septiembre.

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí