El Gobierno Metropolitano de Tokio levantó el jueves la alerta que había aplicado debido al reciente aumento de nuevos casos de COVID-19. Tokio también entró en la tercera y última etapa de su plan de recuperación de COVID-19 a la medianoche del viernes, y pretende terminar con las peticiones de cierre de locales de música en vivo el 19 de junio. Sin embargo, los gobiernos nacionales y metropolitanos todavía tienen directrices que limitan el número de asistentes a conciertos, exposiciones y deportes profesionales.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, expresó el jueves en una reunión lo siguiente: “Pasará mucho tiempo hasta que el tratamiento o la vacuna estén disponibles, por lo que debemos aprender a vivir con el coronavirus y mantener las precauciones necesarias para prevenir una segunda ola». Ella indicó previamente que consideraría la posibilidad de volver a emitir solicitudes de cierre de empresas si el promedio diario de nuevos casos superaba los 50, si más de la mitad de las nuevas infecciones eran imposibles de rastrear o si las nuevas infecciones se duplicaban en una semana.

Tokio tiene como objetivo permitir que los clubes nocturnos, salones de karaoke, casas en vivo (pequeños locales de música en vivo) y otros establecimientos de entretenimiento que sirven comida podrían abrir el 19 de junio. La medida eliminaría efectivamente todas las solicitudes de cierre pendientes que Tokio tiene para los negocios. Los restaurantes y bares podrán permanecer abiertos hasta la medianoche.

El gobierno nacional está solicitando que los conciertos y exposiciones limitar los asistentes al 50% de su capacidad, al menos hasta finales de julio. Por ahora, no pueden tener más de 100 asistentes en el interior, aunque los conciertos al aire libre pueden llegar a 200. Pueden tener hasta 1.000 asistentes después del 19 de junio, y hasta 5.000 asistentes después del 10 de julio. Los deportes profesionales pueden reanudarse el 19 de junio sin asistentes, y pueden tener hasta 5.000 asistentes (o el 50% de la capacidad) después del 10 de julio.

El gobierno también permitirá los viajes entre todas las prefecturas a partir del 19 de junio. Los viajes entre la mayoría de las prefecturas se reanudaron el 1 de junio cuando el gobierno de Tokio pasó a la segunda fase de su itinerario de recuperación. Sin embargo, el gobierno está pidiendo a la gente no viajar hacia o desde Tokio, Kanagawa, Saitama, Chiba, y Hokkaido hasta el 19 de junio.

Tokio había emitido su alerta de virus por el incremento de nuevos casos el 2 de junio. Además se iluminó el icónico Puente Arco Iris y el Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokio en rojo para resaltar el estado de alerta, pero cambió a los colores del arco iris el jueves para resaltar el levantamiento de la alerta.

 

El número de nuevas infecciones diarias de coronavirus ascendió a 25 el viernes, el segundo día consecutivo en que la capital de excedió las 20 infecciones. El criterio para levantar las contra medidas en Tokio incluye el promedio semanal de nuevos casos diarios que permanecen por debajo de 20.

Tokio registró 22 nuevas infecciones el jueves, 12 de las cuales fueron de nuevos pacientes que tuvieron  contacto cercano con personas que se sabía estaban infectadas. Seis de esos casos estaban relacionados con clubes nocturnos y otros establecimientos de entretenimiento. Las 10 nuevas infecciones restantes del jueves fueron casos no rastreables sin rutas de transmisión identificadas. Tokio había reportado un promedio semanal de 17.9 nuevos casos diarios hasta el jueves.

Japón levantó el estado de emergencia en las cinco prefecturas restantes – Tokio, Chiba, Saitama, Kanagawa y Hokkaido – el 25 de mayo, seis días antes de la fecha prevista del 31 de mayo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí