El gobierno japonés aprobó el martes un proyecto de ley que amplía la ley de derechos de autor para proteger mangas, revistas y trabajos académicos, en un intento para castigar a las personas que descarguen ilegalmente contenido de sitios web de piratería. Anteriormente, la ley sólo protegia la música y videos.

La nueva revisión también prohíbe los «sitios web leech» que proporcionan hipervínculos para visitar sitios web de piratería. El gobierno japonés planea a implementar la revisión antes del 1 de enero de 2021.

La revisión aún permitirá la publicación de imágenes que muestran al fondo un manga o un panel de un manga. La revisión tampoco castigará a las personas que descarguen obras como doujins o fan fiction.

Un subcomité de la Agencia de Asuntos Culturales de Japón acordó un plan en febrero de 2019 para crear leyes integrales que prohíban la práctica de descargar contenido de sitios web ilegales. Sin embargo, ese plan causó preocupación ya que los críticos argumentaron que las regulaciones más estrictas serían demasiado amplias y obstaculizarían la libertad de expresión de los usuarios de Internet. La Agencia de Asuntos Culturales luego reveló el borrador del plan, que contenía excepciones para publicar capturas de pantallas, a un panel de expertos el 27 de noviembre para discutir los cambios propuestos.