La sucursal en Sydney de la cadena de tiendas Books Kinokuniya eliminó siete títulos de manga de sus estantes tras una queja por escrito de la legisladora del sur de Australia, Connie Bonaros.

Bonaros expresó que le preocupaba que la librería estuviera alojando «material de pornografía infantil» y pidió la eliminación de «estos libros ofensivos». (La carta no especifica los títulos).

El vicepresidente de Kinokuniya, Keijiro Mori, respondió y confirmó que los siguientes títulos han sido eliminados de Kinokuniya Sydney:

  • Eromanga Sensei
  • Sword Art Online
  • Goblin Slayer
  • No Game No Life
  • Boku wa Mari no Naka
  • Paraíso Paralelo
  • Seikoku no Dragonar

Mori también escribió que Kinokuniya se está comunicando con la Junta de Clasificación de Australia sobre el tema. En respuesta a la pregunta de Bonaros sobre si los títulos se han eliminado en todo el mundo, Mori aclaró:

«En términos de nuestra acción a nivel mundial, donde sea que se encuentren nuestras tiendas, respetamos sus leyes y culturas locales, por lo que tomamos decisiones respectivamente a sus preferencias».

Bonaros pertenece al partido SA-Best, un partido afiliado de Center Alliance para las elecciones estatales del sur de Australia. En febrero, el senador Stirling Griff de la Center Alliance pidió una revisión a todos los anime y mangas que actualmente pueden verse en Australia, expresando su preocupación por las obras que muestran la «explotación infantil». Griff utilizó el anime Eromanga Sensei como un ejemplo de las obras que muestran «explotación infantil» que «muestran en gran medida temas de incesto» y declaró «muchas escenas son tan inquietantes que simplemente no lo diré, simplemente no puedo  describirlos».

La Junta de Clasificación de Australia respondió a las críticas de Griff en ese momento, diciendo que estaba al tanto de las preocupaciones relacionadas con «Sword Art Online: Extra Edition, No Game No Life y Eromanga Sensei«. La aclarado que  Junta califica el contenido con el mismo criterio, ya sea Live Action o animado.

En Australia, es ilegal producir, poseer o distribuir pornografía o material de abuso que represente a una persona menor de 18 años. En 2008, un juez de la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur dictaminó que una caricatura pornográfica que representaba personajes de Los Simpson era pornografía infantil. Según las leyes actuales de pornografía infantil de Japón, las representaciones ficticias como el anime y el manga están exentas de la ley.

5 COMENTARIOS

  1. Si como no…y por debajo de la mesa financian o se hacen de la vista gorda en el trafico infantil…esta madre es ficcion y ni siquiera es prngrfia no mamen doble moral….

  2. Vatos tenemos que hacer algo realmente porque sino valimos verga, nos quieren quitar nuestra diversion y muchas cosas por estos hypocritas moralistas, realmente tenemos que hacer algo!!!

  3. ¿Y el estándar también lo piensan aplicar a clásicos de la literatura universal o solo a todo lo que tenga estilo manga? Presiento que se nos viene encima la nueva forma de quemar libros: hacerlos inaccesibles para cualquiera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí