El número de estudiantes de secundaria y preparatoria que buscan consultas sobre el embarazo está aumentando en medio del cierre prolongado de las escuelas con el objetivo de prevenir la propagación de la epidemia del coronavirus.Los embarazos de adolescentes en Japón se disparan durante la cuarentena

«Con las escuelas y las actividades extracurriculares en pausa, algunos estudiantes que estaban en sus casas tuvieron la oportunidad de tener relaciones sexuales que resultaron en embarazos no deseados», dijo un funcionario de un servicio de consulta del sector privado contactado por estudiantes de todo el país.

El Hospital Jikei en la ciudad de Kumamoto, conocido por su escotilla de bebé Konotori no Yurikago (Cuna de las cigüeñas), donde los padres pueden dejar a sus bebés de forma anónima si tienen dificultades para criarlos solos, ha visto un aumento en las solicitudes de consultas de mujeres jóvenes y menores. Principalmente de estudiantes de secundaria desde marzo, cuando cerraron las escuelas en todo el país.

Una estudiante le dijo al hospital que tuvo una prueba de embarazo positiva después de tener relaciones sexuales en su casa durante el cierre de la escuela cuando sus padres estaban fuera.

Incluso en los tiempos habituales, las solicitudes de consultas sobre el embarazo de estudiantes de secundaria y preparatoria tienden a aumentar después de largos lapsos de tiempos de descanso como las vacaciones de verano, según el Hospital Jikei y otros.

En abril de este año, el hospital recibió 75 solicitudes de consultas de estudiantes de secundaria y preparatoria, un aumento de 17 solicitudes respecto al año anterior. Representando el 13 por ciento del total de solicitudes de consultas sobre embarazos ese mes, alcanzando el nivel más alto desde que el hospital abrió su punto de contacto dedicado.

Chiisana Inochi no Doa (Una pequeña puerta para la vida), un centro de consulta que da consejos sobre el embarazo en un hospital de maternidad en Kobe, ha sido inundado con solicitudes de consultas de estudiantes.

Una estudiante de secundaria en el oeste de Japón le dijo a la oficina que ella participó en el llamado enjo kousai con citas compensadas porque la crisis del coronavirus le impidió hacer un trabajo de medio tiempo.

Ella descubrió que estaba embarazada a través de una prueba de embarazo después de contactar a la oficina.

El centro generalmente recibe de 20 a 30 solicitudes de consulta por mes. El número se duplicó en marzo y llegó a 89 en abril. La proporción de adolescentes, que normalmente es de alrededor del 20%, llegó al 70%.

“No hay una forma 100% segura de evitar el embarazo. El sexo no debe confundirse con el amor «, dijo Yoriko Nishio, quien trabaja para Chiisana Inochi no Doa.

«El sexo está relacionado con el tema de la vida», dijo Makoto Hasuda, jefe de la sección del Hospital Jikei que brinda consultas sobre los recién nacidos. «Es necesario mejorar la educación» sobre el sexo, agregó Hasuda.

“Las preocupaciones no deben guardarse para uno mismo. No dude en contactarnos temprano ”, dijo Hasuda.

5 COMENTARIOS

  1. Los japoneses saben lo que son anticonceptivos, seguro no. Pues su Nop0r es censurado que van a saber xDxD…
    Pd: Es una Broma, tomar como humor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí