Mediante su página web oficial, Good Smile Company anunció el lanzamiento de una figura a escala inspirada en Kotoko Iwanaga del anime Kyokou Suiri (In/Spectre). Esta figura es manufacturada por la compañía ¡Phat!.

En esta nueva figura podemos ver a Kotoko Iwanaga usando su característico atuendo visto en el anime. Se encuentra sentada encima de un semáforo en ruinas mientras muestra una sonrisa atrevida en su rostro. Cuenta con su característico bastón con adorno de gato así como con su boina. También podemos observar su prótesis de pierna la cual fue pintada en un color ligeramente diferente para contrastar con su piel. Como aclaración, se indica que el óxido del semáforo es realizado mediante una técnica de pintura especial que puede generar variaciones de acabado. La figura completa está realizada en plásticos ABS y PVC de alta calidad. 

Esta figura contará con un tamaño de 225 mm (incluyendo la base), teniendo un costo de ¥21,780 yenes ($206 dólares), la figura será lanzada para marzo del 2022. La figura ya se encuentra actualmente en preventa desde la página web oficial de Good Smile Company.

Kyokou Suiri es una novela japonesa de 2011 publicada por Kodansha y escrito por Kyo Shirodaira con ilustraciones de Chasiba Katase. Una adaptación a manga con arte de Chasiba Katase se ha serializado desde abril de 2015 en la revista de Shonen Magazine R y desde octubre de 2019, también en Monthly Shonen Magazine. Una adaptación a serie de anime producida por Brain’s Base se estrenó el 11 de enero de 2020.

Sinopsis de Kyokou Suiri:

Cuando todavía era solo una niña, Kotoko fue secuestrada por un yokai. Estos espíritus la convirtieron en un poderoso dios intermediario entre el espíritu y el mundo humano, pero este poder tuvo un precio: un ojo y una pierna. Ahora, años después, ella vigila a los peligrosos yokai mientras desarrolla sentimientos por un joven llamado Kuro, que también es especial: un incidente con un yokai le ha dado poderes curativos. Se sorprende cuando Kotoko le pide que se una para manejar al yokai renegado, preservando la delgada línea entre la realidad y lo sobrenatural.