El creador de la franquicia JoJo’s Bizarre Adventure, Hirohiko Araki, fue entrevistado por la revista Kotoba en su edición de primavera de 2020 sobre su inspiración para crear villanos memorables. Mencionando varios aspectos clave que fueron importantes para la creación del icónico villano Dio:

  • La raíz del mal reside en el horror: Dio es un villano imponente porque su rencor contra la familia Joestar abarca generaciones enteras. Es un vampiro inmortal, e incluso cuando es derrotado, regresa para perseguir a los descendientes de Jonathan JoestarAraki mencionó que se cuestiono lo que más le asustaba y resultó que era una maldición que trasciende del tiempo con enemigos invencibles y violentos.
  • El «mal» es convincente para un lector cuando se siente desconocido: hay una especie de atractivo al tratar de entender la filosofía adoptada por un villano cuyas acciones parecen imposibles de predecir en el momento. Las historias de aventuras giran en torno al misterio y otras cosas que parecen estar más allá de la comprensión de las personas en la sociedad normal, por lo que es lógico que los villanos, que representan un obstáculo que se debe superar, estén llenos de misterio.

El creador de JoJo's Bizarre Adventure nos revela su inspiración para crear villanos memorables como Dio

Araki también menciona una serie de títulos que influyeron en la creación de JoJo’s Bizarre Adventure y ayudaron a «preparar el mundo», por así decirlo, para que el estilo de villanos de Araki se contagiara con el público. El silencio de los corderos, dirigido por Jonathan Demme, trata sobre un asesino en serie cuya existencia es aterradora porque hay incertidumbre sobre cuándo volverá a matar y qué es exactamente lo que lo lleva a matar. La serie de manga Ushijima the Loan Shark retrata a villanos carismáticos en los que el lector no puede evitar absorto a pesar de objetar sus acciones en cada paso del camino.

Araki menciona además varios villanos que le han causado un fuerte impacto. Destacó la película Frost/Nixon, dirigida por Ron Howard, por retratar al ex presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, como el tipo de persona que usa los juegos mentales en un intento de exonerarse de su fechoría. Para Araki, el personaje representa un «poderoso mal que es evidente de ver». También elogió a Hereditary, dirigida por Ari Aster, por retratar el miedo existencial causado por una maldición sobrenatural que persigue incluso a aquellos que se atreven a hablar de ello. Finalmente, elogió a Joker, dirigido por Todd Phillips, por retratar el mal como un producto de la sociedad de la que proviene, describiéndolo como «simbólico» de la era actual.

Araki fue previamente entrevistado por Kotoba sobre las influencia que tuvo en el Arthur Conan Doyle, autor de Sherlock Holmes. Araki dijo que aprendió los fundamentos de la narración de historias con Sherlock Holmes, particularmente la estructura narrativa y cómo crear personajes carismáticos.

1 COMENTARIO

Comments are closed.