Según el portal Sora News, en la temporada de primavera es muy común ver el aumento de retrasos en los trenes que son comúnmente puntuales. La razón de esto, es que la mayoría de estos retrasos son causados por jinshin jiko, palabra que significa «persona lesionada», empleada típicamente cuando una persona es golpeada por un tren, aunque es más utilizada para referirse a un intento de suicidios.El coronavirus ha disminuido la tasa de suicidios en Japón

La razón del aumento de intentos de suicidios en primavera no es difícil de imaginar. La primavera es cuando comienzan los años escolares y de negocios en Japón, el estrés y el miedo se vuelven muy frecuentes en la vida de muchas personas, por lo que se terminan deteriorando la salud mental de muchas personas, causando trastornos como la represión.

Después de que gran parte de la población en Japón ha estado en casa durante las últimas semanas, debido a la pandemia de coronavirus, el Ministerio de Japón de Salud, Trabajo y Bienestar acaba de anunciar que la tasa de suicidios en Japón, durante el mes de abril disminuyó casi un 20 por ciento en comparación con el mismo mes de 2019.

Según las estadísticas del ministerio, 1.814 personas se quitaron la vida en abril de 2019. Sin embargo, para abril de 2020, el número se redujo en un 19.8 por ciento, a solo 1,455 personas, que es la tasa más baja de suicidios en abril de los últimos cinco años.

Irónicamente, parece ser una enfermedad potencialmente mortal que indirectamente ayuda a más personas a creer que vale la pena vivir. Con las personas refugiadas durante la pandemia, menos de ellas viajan diariamente a su escuela o zona de trabajo. Eso significa un contacto reducido con compañeros de clase y compañeros de trabajo que intimidan, una interacción menos directa con figuras de autoridad irracionales e indiferentes, y tiempos más cortos en una atmósfera perjudicial para la salud mental. El ministerio cree que el amortiguador de esas presiones diarias está teniendo un efecto positivo en las personas que de otra manera podrían caer en las profundidades de la depresión y ansiedad.

Por supuesto, 1,455 personas que se quitaron la vida en abril sigue siendo una cifra demasiado preocupante. Pero la tendencia en la disminución de casos es alentador, y tal vez si las opciones de trabajo/estudio desde el hogar siguen vigentes incluso después de que termine la pandemia, Japón continuará viendo reducciones en su tasa de suicidios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí