El Capítulo 122 del manga Shingeki no Kyojin reveló por qué el Titán Fundador necesita sangre real para funcionar, y es porque el primer Titán, Ymir, se vio atrapada en un ciclo de abuso del primer Rey Fritz que la obligó a seguir luchando y mantener el poder de los Titanes dentro del línea de sangre real.

El Capítulo 122 explora el pasado del Titán Fundador, y revela que Ymir era solo una niña desafortunada a la que le cortaron la lengua cuando llegaron los Eldianos y se hicieron cargo. Luego fue utilizada como chivo expiatorio para un crimen, y casi fue asesinada hasta que tropezó con el poder de los Titanes y se transformó en un Titán por primera vez. El Rey Fritz, posteriormente comenzó a abusar de ella usando su forma Titán para construir y expandir su aldea.

Al final,  la obliga a tener a sus hijos, y cuando ella muere, él corta su cuerpo y se lo da de comer a sus hijos para continuar con el poder de los titanes, incluso mucho después de la muerte. Con esta declaración, Ymir está atrapada en un círculo vicioso durante más de 2.000 años. Cumplir los deseos de la familia real a medida que el poder se transmite de generación en generación, y así revela que Ymir se ha visto trágicamente obligada a hacer estas cosas por una eternidad, pero con la llegada de Eren, los dos salen de este ciclo. 

Shingeki no Kyojin, también conocido Attack On Titan, es un manga escrito e ilustrado por Hajime Isayama. El manga se publicó por primera vez en septiembre de 2009 en la revista Bessatsu Shōnen Magazine, de la editorial japonesa Kōdansha

El manga cuenta con una adaptación anime conformada por tres temporadas y una cuarta temporada que se estrenará en invierno de 2020. Actualmente Crunchyroll es la plataforma que emite el anime en Latinoamerica.

Sinopsis de Shingeki no Kyojin:

La historia de Shingeki no Kyojin nos traslada a una época en la que la humanidad ha estado al borde de la extinción debido a la existencia de los titanes. Unos seres gigantes aparentemente sin inteligencia cuyo objetivo no es otro que devorar humanos a pesar de no necesitarlos para sobrevivir.

Los pocos supervivientes han levantado tres muros más altos que cualquier titán, donde viven pacíficamente sin el miedo de ser devorados por los gigantes. La humanidad ha vivido tranquila durante más de 100 años hasta que en el año 845 aparece de la nada un titán más alto que los muros construidos para protegerse y crea una brecha en uno de ellos permitiendo que todos los titanes se abran paso hacia el interior.

En ese momento, la humanidad recibe el recordatorio de que viven con miedo a ser devorados por los titanes.

Fuente: ComicBook