Los animadores recientemente comenzaron un debate en Twitter por medio del hashtag #動画マン地獄篇 (Dougaman Hell) para compartir algunos de sus problemas relacionados con los salarios. Tanto los animadores independientes como los que trabajan en estudios participaron en el hashtag, revelando lo que ganaron en sus primeros trabajos de animación como animadores intermedios. A continuación figura una selección de tweets:

Yuichi Tanaka (To Aru Majutsu no Index/ To Aru Kagaku no Railgun diseñador de personaje):

La publicación dice lo siguiente:

Viví alrededor de 10 meses con 15000 yenes ($140) por mes. Este hashtag es acerca de los trabajos nivel inicial (ayudantes) en la industria del anime y cómo pobremente los empleados son tratados. Sus historias son desafortunadamente representativas de esta aterradora cultura de la industria.

Kengo Saitou (Director de animación de SSSS. Gridman):

La publicación dice lo siguiente:

«Mi salario inicial era de 8.000 yenes. Tenemos que cambiar esto. No se puede mantener una vida. Creo que esto es realmente la peor parte de esta industria».

Yoshimi Yamaguchi (seudónimo):

La publicación dice lo siguiente:

«Varios animadores intermedios apelaron directamente al jefe de la compañía para que hiciera algo con un veterano que abusaba de su autoridad y hacía insinuaciones sexuales inapropiadas, pero fueron completamente ignoradas. (Por cierto, el veterano se pasó de la raya y años después , se metió en problemas con la policía y dejó el estudio.)»

Mausa (seudónimo):

La publicación dice lo siguiente:

«Las tarifas empezarían en unos 100 yenes por dibujo, pero los gastos como lápices y transporte sumarían unos 20.000 yenes al mes, por lo que el beneficio real que obtuve fue sólo de unos 6.000 yenes».

Shimada (seudónimo):

La publicación dice lo siguiente:

«Pasé tres noches enteras en un estudio por un trabajo que me hizo ganar 4.000 yenes… Ups, me subí a bordo del hashtag y dejé escapar ese hecho. Este hashtag es sobre la oscuridad de la industria del anime… Todos los que están buscando es mejor que no lo sepan.»

El mangaka Yaso Hanamura, que actualmente está dibujando el manga Animeta! sobre una chica que intenta triunfar en la industria del anime, también comentó sobre el hashtag, diciendo que las tasas de ingresos por animación intermedia mencionadas en el manga se basan en el testimonio real de un antiguo animador. También dijeron que, como un antiguo animador, recién llegado hace 20 años, en su primer trabajo les hizo ganar 45.000 yenes, lo que incluía la cuota de su curso de formación, y que en su segundo mes ganaron 18.000 yenes.

A principios de este mes, los animadores de todo el mundo hablaron sobre sus bajos salarios por medio del hashtag #AnimationPaidMe, revelando las disparidades globales de ingresos, especialmente en Asia.

Los animadores intermedios son las personas que dibujan los marcos de conexión entre cada escena clave que verás en un anime. A pesar de la importancia de su trabajo, están entre los trabajadores peores pagados de la industria. Según una encuesta realizada en 2019 por la Asociación de Creadores de Animación de Japón (JAniCA), el promedio de ingresos anuales de los animadores intermedios es de sólo 1.250.000 yenes ($11.400), lo que es significativamente inferior al promedio de la industria de 4.410.000 yenes ($40.000).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí