Antes de que leas la reseña recuerda que está cargada de spoilers, asíque, por obvias razones te recomiendo que vayas a ver el capítulo y luego leas el artículo

Un golpe de suerte

Kokkoro en un arranque de suerte prueba la tómbola del pueblo para ver si tenía posibilidades de obtener algún premio, en donde  sale ganadora y gracias a ello se gana un viaje a la playa

Despues vemos a Kyaru terminando el trabajo en los campos de arroz para que mas tarde al llegar a la casa del gremio se de cuenta de que todos se estaban alistando para viajar a la playa. Antes de partir Kokkoro le muestra su traje de baño a Yuuki para ver si le quedaba bien, a estas alturas sabemos que el héroe de la historia es una persona de muy pocas palabras asique rápidamente aprueba el atuendo de la persona a su cargo.

Finalmente, el episodio de la playa comienza

Cambio de escena y vemos que el gremio finalmente llega al destino de su viaje, rápidamente los aventureros se adentran al mar para jugar excepto Kyaru, que al ser un gato y estar muy metida en su alma felina, le aterra el mínimo contacto al agua. Después de jugar un rato el hambriento grupo s e detiene un momento a descansar para que se nos revele que toda la fuerza proveniente de Pecorine viene de su armadura y el porqué de su gigante apetito

En una rápida entrada vemos a Suzume siendo arrastrada bruscamente por su burro de carga, ¿la razón de esto? Saren, quien trabaja en el orfanato, abre un puesto de comida en la playa por las vacaciones de verano. En gratitud por ayudar a Suzume, esta les invita a comer a su Restorán. Pero… está un poco vacío el local de comida, ¿Por qué será?, la respuesta se nos da rápidamente, La competencia.

¡Guerra de Comida!

Akino, la presidenta de una fundación abre un local en donde se vende taiyaki (un pastelillo japonés con forma de pez relleno con distintas pasas dulces o agridulces), el cual se está comiendo a su clientela y dejando totalmente por detrás al tradicional Restorán de Saren, ahora es cuando se nos declara la competencia entre estos dos locales, Akino desafía a Saren, diciéndole si puede crear un platillo mejor que su famoso taiyaki.  Kyaru en un ataque de furia y orgullo, no se va a dejar pisotear por alguien que se ría en su propia cara y, es por esto que el gremio ofrece su ayuda para poder encontrar el ingrediente que destrone al local de taiyaki, pero luego de una larga búsqueda los esfuerzos están siendo en vano, ya que, no han encontrado absolutamente nada.

Mucha tranquilidad por acá…

Luego de una ardua jornada se nos presentan quienes están ayudando en la venta del puesto de taiyaki, Akino una gata, responsable de que todo fluya al momento de vender y por otro lado esta Yukari, la contraparte de Akino, irresponsable e inconsecuente. Rápidamente la deslenguada Akino se emborracha y deja salir todo lo que siente al ver las parejas pasear por la playa, dándose cuenta que ella está completamente sola sin un pretendiente con el que pueda compartir. Akino decide llevarse a su amiga a un lugar más privado para que la clientela no se lleve una mala impresión, llegando a una zona en donde no se está permitido bañarse, Akino tira a su amiga al mar para que vuelva en si, viendo que esta no se hundía se dan cuenta que un gran problema se estaba avecinando.

Una Gran pelea requiere un gran trabajo en equipo

La gigante amenaza se nos presenta de manera hostil, queriendo causar estragos a la gente que transita el llano. Pero el gremio gourmet junto a Saren reúne fuerzas para detener al viscoso invitado, dando paso a una pelea en donde los protagonistas salen victoriosos y salvan el día. Resulta que el calamar a pesar de su nauseabundo aspecto, le sirvió a Saren para crear un platillo que fue capaz de vender más que el dulce taiyaki de Akino, llamado: «Kraken asado», el cual fue capaz de destronar a su rival y así llevarse la victoria.

Fueron unas buenas vacaciones

Antes de terminar su viaje, Kyaru llama al grupo a la orilla de la playa, todos un poco sorprendidos,preguntándose el porqué de esto, Kyaru cubriendo a todo el gremio de una magia que les permitirá respirar bajo el agua, los lleva al fondo del mar para poder así ver todas las maravillas que se encuentran bajo el profundo océano que los rodeaba.

Opinión personal del episodio

Un anime Slice of Life no es Slice of Life sin un capítulo en la playa, no me lo espere siendo sincero, siento que para los cuatro capítulos que quedan aún por ver, no iba a encajar muy bien. Pero lo logró. Los aventureros luego de batallar tanto se merecían unas relajadas vacaciones. Ya no queda nada para el desenlace de la historia, cuatro capítulos pasan volando, y recién en este se nos contó algo sobre Pecorine lo cual personalmente pienso que es algo insignificante para todo lo que queda por revelar. Por otro lado, Kyaru se familiariza más con su escuadrilla, esto aunque se vea muy tierno le va a traer problemas y ella está totalmente consiente de ello como lo dijo al llegar a la playa. En fin, espero que hayan disfrutado la reseña tanto como yo disfruté escribiéndola, nos vemos en la próxima.

Adiós!!! o/

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí