Buenas gente soy Gregorinni otra vez y espero que se encuentren muy bien en sus casas con esta contingencia que esta azotando al mundo. Antes de comenzar a leer la reseña, ten en cuenta que estará cargada de spoilers, es por ello, que te recomiendo ir a ver el episodio y luego volver a la página.

Una mañana tranquila que ojalá no empeore

Las vacaciones ya se acabaron y hay que volver a trabajar. Por la mañana se nos muestra al gremio despertando (menos Kyaru) y ordenando la casa. Mientras todos comen sándwiches que están hechos con el calamar que habían atrapado anteriormente, Kokkoro llega a una conclusión, donde señala su gremio por fin está explorando distintos tipos de comida, más adelante vemos que Yukki junto a su protectora se dirigen al pueblo a entregar una canasta que Pecorine olvidó, la cual contiene sobras del calamar que no utilizaron.

La mañana…empeoró

Ya había demasiada tranquilidad para nuestro ávido gremio, resulta que al llegar al bar, en donde iban a entregarle las sobras de calamar al dueño, se dan cuenta que este está en un estado de shock, ambos aventureros quedan perplejos al no tener la más mínima idea del por qué un hombre, que en todo el anime demostró un gran coraje, haya quedado en ese miserable estado.

Yukki se percata de que hay algo en el bar, algo que solo él puede ver y tal habilidad sorprende a Shinobu, la adivina del pueblo quien le pide que la acompañe a la base. Todo esto forma parte de un plan por parte de Diabolos el gremio al que ella pertenece. Resulta que Miyako, un fantasma con un extraño afán al pudín, es la responsable de todo el alboroto en el bar, ¿la razón de todo esto? Las extrañas aventureras están en busca de alguien con suficiente poder mágico para poder resucitar a su capitana y que esta les cumpla sus egoístas deseos

Yukki V/S La reina de la oscuridad

Los protagonistas al llegar a la tenebrosa base de Diabolos se encuentran con  Illya, quien se autoproclama “La reina de la oscuridad”. Por alguna razón está sellada en un cristal que encerrado todo su poder. Shinobu nos revela que en su ultimo enfrentamiento, Salió derrotada contra los dioses, quienes la sellaron arrebatándole gran parte de su magia. Debido a que la temida vampiresa se debilitó, perdió el control de sus pequeños súbditos, quienes rápidamente deciden atacarla sin piedad, Yukki al verla en problemas corre rápidamente ayudarla quien se la lleva en sus  hacia un lugar seguro, aunque todo iba de maravilla, Illya se percata que nuestro protagonista esta emanando un aura desconocida, la cual poco a poco la comienza a llenar de magia y  la lleva a recuperar su forma original por unos minutos y controlar a sus súbditos de nuevo.

 

Kokkoro aprovechando la conmoción le sugiere a Yukki irse rápidamente para evitar problemas pero, Miyako  en un arranque de furia no permite que los dos aventureros se marchen tan fácilmente. Resulta que cuando Yukki fue al rescate de Illya, tiro la canasta de los Pudínes que eran de Miyako, esto enfureció enormemente al fantasma, tanto que los llega a maldecir.

“Solo iban a realizar un mandado…”

El anime nos muestra a Kyaru quien está echada en el sofá de la casa (donde curiosamente está leyendo un libro para aprender a nadar), y se percata de que todos se están tardando demasiado en volver, aunque luego tocan la puerta del gremio y… ¡sorpresa!, Yukki junto a Kokkoro llegan a su hogar aunque con un invitado bastante peculiar, esto casi mata del susto a Kyaru quien no logra entender el “cómo llegan con un fantasma si solo iban a entregar una canasta”, Kokkoro logra calmar la situación y termina explicándole todo lo sucedido a la miedosa maga. El motivo del arrivo de Miyako a la casa del gremio gourmet, se debe a que obligará a los tres desafortunado aventureros a prepararle un pudín que este a la altura de su paladar o si no simplemente los convertirá en uno y se los comerá.

Pecorine al rescate

Los desafortunados aventureros han estado todo el día batiendo sin parar la mezcla del pudín para Miyako quien está totalmente disconforme con los resultados, por lo que pierde la paciencia y los maldice, convirtiéndolos en pudín. Gracias a los dioses, Pecorine llega a la casa del gremio y rápidamente se da cuenta de que hay problemas.

Velozmente se dirige a la cocina para preparar un pudín que reviva las papilas gustativas del malvado fantasma, luego de una ardua preparación Pecorine finalmente termina el postre del cual dependen sus compañeros de equipo. Rápidamente Miyako queda conmocionada con el aspecto que tiene el pudín que está apunto de devorar, nada más probarlo el espíritu comienza a elevarse poco a poco, emanando un aura que lentamente la está llevando finalmente al mundo del descanso eterno, aunque la felicidad dura muy poco, Pecorine le revela su ingrediente secreto, el cual es el responsable de tal placentero sabor, un insecto… Esto la sorprendió tanto que le devuelve el alma y cae al suelo impidiendo que logre su eterno sueño. Finalmente todo está resuelto, Kyaru y Kokkoro vuelven a la normalidad pero Yukki lamentablemente no pudo lograr volver en si, ya que… fue devorado por el espíritu obsesionado al pudín.

Opinión personal del capitulo

Bueno… no tengo muchas cosas que decir sobre el episodio, obviamente estamos frente a un Slice of life pero quedan tan pocos capítulos que presiento que van a apresurar todo el desenlace en el episodio 13 (el que sera el ultimo de esta temporada), aunque si, las risas a mi no me faltaron jeje. En fin espero que el proximo lunes se nos presente una buena narrativa (aunque por el adelanto, se viene bueno). Muchas gracias por leer la reseña, espero que la hayas disfrutado tanto como yo la disfrute haciendo.

Adios!!! o7

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí