Hola de nuevo, soy JP Skywalker y en esta ocasión les compartiré mi opinión del cuarto capítulo de Great Pretender.

La siguiente reseña contiene importantes spoilers de la trama.

Sin nada más que agregar. ¡Comencemos!

Resumen del capítulo

La petición de Paula Dickens

Salazar visita a su hijo y se dirigen con Edamura a un parque de diversiones, ahí la agente Dickens se presenta a Edamura y le pide que colabore con su equipo para arrestar a Cassano.

Paula le entrega unas gafas con un transmisor integrado, las cuales debe usar si quiere colaborar con ellos.

El traidor

Cassano lleva acabo una fiesta de sushi para celebrar el fin de las renovaciones, ahí empieza a hablar sobre un traidor entre sus socios.

Edamura cree que eran indirectas hacia él, pero al final para su sorpresa, el traidor al que se refería Cassano resulta ser otra persona.

El padre del estafador

En un flashback se revela que el padre de Edamura era un abogado respetado, pero eso cambió el día que fue arrestado por cargos de trata internacional de menores.

Ese hecho afectó a Edamura y especialmente a su madre.

Después de reflexionarlo, Edamura acepta colaborar con Paula, con la condición de que dejen libre a Salazar para que pueda cuidar a su hijo.

Opinión personal

Este capítulo fue algo más lento comparado a los anteriores, pero aprovechó el tiempo para explorar a Salazar, del cual no conocíamos nada más allá de su trabajo.

Siempre me ha gustado cuando un personaje que parece irrelevante le dan su espacio para contar su trasfondo y gracias a eso podemos conectar más facilmente con él, en mi caso esto me sucedió con Salazar, antes me daba igual, porque solo servía como un guardaespaldas pero ahora me agrada y espero poder ver más escenas de él.

Por otro lado me sorprendió la decisión de Paula Dickens, yo esperaba que utilizara métodos severos para conseguir que Edamura colaborara con ellos, pero al final fue un poco más comprensiva de lo que parecía.

La escena de Cassano hablando sobre el traidor me causó bastante suspenso, inclusive más que la escena del capítulo pasado, cuando Edamura debía preparar la droga. Aún cuando al final el traidor era otro tipo, lo más seguro es que Cassano lo usó como ejemplo para advertirle a Edamura.

Con esto presiento que Cassano tiene sospechas de que Edamura está engañándolo para intentar estafarlo, por eso lo intimida constantemente para que sepa lo que le pasará si traiciona su confianza.

Lo que me pareció más interesante fue el pasado del padre de Edamura, antes cuando no se habló de él, pensé que había abandonado a su familia, pero el que haya sido un criminal bajo la fachada de un abogado me gustó bastante.

Además por la reacción de su esposa, es probable que al enterarse de la noticia, su estado de salud se haya visto afectado y por ello terminó como se había mostrado en el flashback del capítulo 2.

Sin duda ese suceso debió marcar mucho a Edamura, lo que ahora le hace tener un respeto especial hacia Salazar, al ver reflejado a su padre en él, por eso mismo quiere evitar que sea arrestado, para que su hijo no pase por lo que el tuvo que vivir de niño.

Fue un capítulo bastante bueno, quiero ver como Edamura colabora con Paula y como afectará eso a su relación con Laurent, aunque especialmente con el principal objetivo: Cassano.

Pero bueno, eso es todo por esta ocasión, la próxima vez hablaremos del quinto capítulo de Great Pretender.

Les agradezco que hayan leído la reseña, espero que haya sido de su agrado.

Sin nada más que agregar. ¡Hasta la próxima!

©️ WIT STUDIO/Great Pretenders

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí