Muy buenas tardes, soy DARV007 estrenándome como reseñista y hoy les traigo la reseña de los primeros dos capítulos del anime Akudama Drive. Antes de empezar, debo aclarar que la reseña contiene spoilers, por lo que si tienen pensado ver la serie, entonces recomiendo que no sigan leyendo este artículo.

«Sie7e»

Una persona ordinaria

El episodio comienza mostrándonos una futurista ciudad de Kansai, en donde conocemos a la protagonista Ordinary Person. Mientras ella camina despreocupadamente, nota a un gato que está apunto de ser atropellado por un taxi, por lo que se apresura a rescatarlo, pero termina ocasionando que el taxi se estrelle con la acera. Con tal de salir rápido del problema, ella huye de escena con el gato en sus brazos y termina perdida en un callejón. El gato se aleja de ella, y gracias a esto se da cuenta de que está frente a un puesto de takoyaki, así que decide comer un poco aprovechando la ocasión.

Tras pedir su orden, un misterioso chico que se encontraba comiendo en el puesto se dispone a pagar, sin darse cuenta que se le cayó una moneda de 500 yenes. Nuestra protagonista lo nota, y enseguida corre a devolverle su dinero, sin embargo, termina siendo ignorada bajo la excusa de que «el dinero que cae al suelo trae mala suerte». Y dicho y hecho, apenas se dispone a pagar recuerda que no tiene efectivo, y debe de pagar exactamente 500 yenes por su comida. Casualmente tiene el dinero de aquél chico, pero se rehúsa a pagar con él ya que no es suyo, por lo que termina causando un malentendido con la dueña del local y ésta decide llamar a la policía. Nuestra protagonista ahora es arrestada y es llevada a la comisaría.

Ordinary Person

Criminales

Lo que sucede a continuación es mucho más rápido. Enseguida nos damos cuenta de que aquel chico misterioso es un mensajero de la mafia llamado Courier, y se comienzan a introducir a los demás personajes de esta historia. Conocemos a un morenazo fortachón llamado Brawler mientras se divierte destruyendo policías robots que intentan arrestarlo. Conocemos a un niño engreído llamado Hacker que se aburre mientras vulnera la seguridad del banco de Kansai, pues fue una labor bastante sencilla. Enseguida vemos a una mujer bastante excéntrica llamada Doctor, quien después de ver a un hombre sufrir un infarto, decide tomar acción y le extirpa el corazón, matándolo a él y a los demás viajeros del dirigible en el que estaba.

Estos cuatro personajes reciben la invitación a un trabajo por el cual recibirán 100 millones de yenes si es que lo completan. Su misión es rescatar a un asesino llamado Cutthroat antes de que sea ejecutado, y para ello deberán irrumpir en la comisaría donde se encuentra nuestra querida Ordinary Person.

La misión

Como podrás suponer, de inmediato todo se vuelve un caos en la comisaría, Brawler comienza a llamar la atención y los demás criminales aprovechan para entrar al edificio. Al notar esto, Ordinary Person decide mantenerse en un lugar seguro pero ¡Otro gato aparece! y al notar el peligro al cual se está exponiendo, ella decide intentar salvarlo. Después de que los criminales se han infiltrado, vemos al jefe de la estación percatarse de la situación y ordenar que se acelere la ejecución de Cutthroat.

Cutthroat

Para este punto, los criminales se encuentran a las puertas de la prisión, pero al notar que todos tienen la misma misión, ven esto como una competencia y se comienzan a enfrentar entre sí para conseguir llegar primero. Y justo cuando las tensiones están en lo más alto, Ordinary Person consigue capturar al gato. Justo enfrente de ellos.

Con tal de salvar su vida, decide que la mejor opción es hacerse pasar como una de ellos, por lo que se presenta como una estafadora (Swindler). Inmediatamente después, un gigantesco robot aparece ante ellos dispuesto a frenar la amenaza, sin embargo tras su primer ataque se destruye el suelo y todos caen a la prisión subterránea, en donde la competencia se reanuda al mismo tiempo que evaden al robot y se presenta al sexto invitado, un cobarde pero hablador sujeto llamado Hoodlum.

Hoodlum

La ejecución

Todos consiguen llegar a la Sala de Ejecución, donde el jefe de la comisaría va a empezar la cuenta regresiva del evento principal. El caos es devastador, por lo que todos los asistentes comienzan a huir mientras el robot sigue atacando. Luego de haber enfrentado al robot, Courier termina aprisionado entre escombros y a punto de ser exterminado, pero Ordinary Person no pretende permitirlo sin antes devolverle su dinero, por lo que crea una distracción con Hoodlum para que Courier escape. Courier escapa, y aprovecha la distracción para lanzar un rayo de plasma y así destruir finalmente al robot.

Al ver el desastre, el jefe de la comisaría pretende arrestar a los criminales, pero de inmediato es decapitado por Cutthroat, ahora libre. Tras haber cumplido su misión, Courier se acerca a Cutthroat y le entrega un maletín, el cual contiene varios collares que de inmediato le coloca a cada uno de los presentes, incluyéndose. Esos collares son en realidad unas bombas, y ahora todos están metidos en una situación mucho más grande de lo que podían haber imaginado. Y Ordinary Person acaba de verse involucrada.

Opinión del primer capítulo

Lo primero que se tiene que resaltar es el evidente estilo de animación y de ambientación que tiene, muy similar al de la franquicia Danganronpa. Es un nivel de detalle que incluso la supera, pero mantiene la misma esencia que todo fan de la franquicia podrá disfrutar en todo momento. Y del mismo modo, es muy evidente el hecho de que ningún personaje tiene nombre propio, lo cual es una parodia de los juegos de Danganronpa, donde cada personaje destaca por una habilidad en especial, sólo que siendo aún más descarados aquí.

Si hay un aspecto en el que podría fallar, es en la coherencia de la historia. Es un poco absurdo el hecho de que las desgracias de Ordinary Person ocurran mientras salva a un gato. Es cliché, pero al mismo tiempo le inyecta carisma y encanto al personaje. Y esto evidentemente se ve muy forzado, pero no estoy diciendo que desagrade, sino todo lo contrario. A pesar de que se sienta forzado, se agradece que ella esté presente de esta forma, ya que sirve como contrapeso ante toda la locura que está ocurriendo ante nuestros ojos, y ella sólo está ahí, siendo víctima de sus propias decisiones.

«Los perros de la calle»

Consecuencias

¿Recuerdan al gato que Ordinary Person capturó en la comisaría? Pues resulta que este gato en realidad es un robot controlado por la persona que reclutó a los criminales. El gato comienza a hablar felicitándolos por haber cumplido la misión, y confirmándoles que su pago por el trabajo ya ha sido enviado. Ordinary Person y Hoodlum no dan crédito a lo que está pasando, por lo que el gato sólo se limita a aclarar que ellos no estaban contemplados en el plan inicial pero que decidió incluirlos como prueba de sus habilidades.

Sin embargo, resulta ser que el rescate de Cutthroat era apenas la primera fase de la misión, y la segunda fase elevaba el nivel de dificultad al grado de que todos los reclutamientos previos habían fracasado. Para la siguiente misión el pago sería diez veces más alto que el anterior, es decir, mil millones de yenes. Pero todo esto sigue ocurriendo en la Sala de Ejecución, la cual rápidamente comienza a atraer más policías, así que deben abandonar la zona inmediatamente y ¿Qué mejor idea que secuestrar un dirigible para poder viajar a su nuevo destino?

El viaje resulta ser mucho más tranquilo, rodeado de diversas conversaciones sin sentido hasta que Cutthroat es atraído por el color rojo de los anuncios de advertencia, por lo que termina ocasionando que el dirigible se salga de control y se estrelle en un hotel de lujo a mitad del camino.

Historia

El capítulo después de ese incidente hace un corte brusco para explicar un poco más la situación de esta ficticia ciudad de Kansai.

Kansai es una ciudad que está actualmente dividida en tres zonas: sur, centro y norte, mientras más al norte vive uno, mayor es su estatus socioeconómico. Y al norte de toda la ciudad de Kansai se encuentra la ciudad de Kanto, una utopía que los residentes de Kansai sólo pueden imaginar. Tiempo atrás las dos ciudades tuvieron una guerra devastadora, la cual sólo concluyó hasta que Kanto liberó una bomba que desató el infierno en Kansai, dejándolos al borde de la ruina.

Justo después de eso, Kanto llegó como la mano salvadora de Kansai y rescató lo poco que quedaba, convirtiéndola de nuevo en una ciudad habitable. Ahora todos los recursos de Kansai provienen en su mayoría de Kanto, y el único medio por el cual la mercancía entra y sale de Kansai es a través del Shinkansen, un tren que sirve como puente entre ambas ciudades y por eso es venerado casi religiosamente.

La nueva misión

Luego de haber irrumpido en el hotel y de haber evadido a la policía una vez mas, el grupo se termina resguardando en una habitación, y el gato comienza a explicar la nueva misión. Para poder lograr la misión, deben atacar al Shinkansen.

La misión consiste en apoderarse de una bóveda que será transportada desde Kansai hacia Kanto. Sin embargo, las medidas de seguridad son las más altas en el mundo, por lo que todos terminan desmotivados ante una misión que parece imposible de conseguir. El gato argumenta que es debido a la dificultad de la misión que el pago sea tan alto, sin considerar el hecho de que si lo rechazan, el collar que traen puesto explotaría.

Problemas

Justo cuando el gato termina de explicar la misión, irrumpen en la habitación un par de personajes conocidos como Ejecutores,  llamados Master Pupil, los cuales se especializan en exterminar a criminales de alto rango como nuestros protagonistas.

Master & Pupil

Tras un desgastante encuentro entre todos ellos, parece que los ejecutores están a punto de vencer, pero de nueva cuenta Courier aprovecha una distracción creada esta vez por Brawler para volver a activar su rayo de plasma y así destruir todo el piso en donde se encontraban.

Todos los criminales consiguen escapar, reagrupándose en una fábrica abandonada. El gato les dice que dada la situación de que el Departamento de Ejecuciones ha actuado demasiado rápido, debe considerarlos a todos dentro del plan, por lo que si en algún momento nuestra querida Ordinary Person esperaba poder salirse de la ecuación, tristemente (para ella) no queda más opción que seguir el juego un rato más.

Opinión del segundo capítulo

Lo primero es que agradezco que se den un tiempo para explicar el contexto bajo el cual se desarrolla la historia, no me gustó la forma en la que se abordó, cortando casi de tajo con el ritmo que llevaban, pero igual admito que aún en ese momento se mantuvo el estilo absurdo de la serie.

Por otra parte, este capítulo trató de mantenerse más centrado en establecer la situación de todo lo que ocurría a su alrededor, a diferencia del primer capítulo, donde se centraban más en la acción y en las situaciones cómicas de la historia, sin explicar realmente nada.

Podría llegar a decirse que su ritmo bajó un poco, pero la verdad es que pasa prácticamente desapercibido ese cambio, el manejo de la narrativa en este capítulo fue excepcional y a pesar de que hubo un considerable aumento de diálogos, en ningún momento llegó a sentirse tedioso o aburrido. Fue un capítulo igual de interesante que el anterior.

Recomiendo mucho esta nueva serie, sobre todo si eres fan de la franquicia Danganronpa. Comparten a los mismos creadores así que las similitudes son demasiadas, pero aún si sólo buscas una serie con la cual distraerte en esta temporada, te aseguro de que podrás disfrutar de una buena historia absurda y alocada.

Hasta aquí termino mi reseña. Agradezco mucho que hayas llegado hasta aquí. Si ya la comenzaste a ver, ¿Qué te pareció? Y si no la has visto, ¿Esta reseña te ayuda a decidir verla? Compártenos tu opinión sobre este anime.

Nos leemos en la próxima reseña. ¡Adiós!

© ぴえろ・TooKyoGames/アクダマドライブ製作委員会

1 COMENTARIO

  1. No he visto Dangaronpa (más que nada porque no sé el orden), pero me llama mucho la atención la paleta de colores que se usan además de que los personajes en sí me caen bien

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí