Muy buenas tardes, soy DARV007 y ahora les traigo la reseña del capítulo 5 del anime Akudama Drive. Antes de empezar debo recordar que la reseña contiene spoilers. Si todavía no han visto el capítulo, recomiendo que dejen de leer este artículo. Y ahora si, a lo que nos truje Chencha

«Pena de Muerte»

Separación

Continuando donde se quedó el capítulo 4, vimos que unos de los niños utilizó una flauta para crear una especie de campo de protección, con la cual todos podían permanecer dentro de la Zona de Cuarentena Absoluta sin ningún problema. Con todos a salvo, era hora de abandonar lo que quedaba del tren y continuar con la misión.

Sin embargo, Hacker decide permanecer en el Shinkansen para intentar llegar a Kanto, pues consideraba que vivir en Kansai era demasiado aburrido y creía que Kanto sería diferente. Tras una corta discusión con Ordinary Person, Hacker le regala uno de sus drones y se separa del grupo, desactivando la bomba en su cuello e ignorando el hecho de que al llegar a Kanto probablemente la Zona de Descontaminación acabe con su existencia, para él era un riesgo que valía la pena correr.

¿Tiempos de paz?

En seguida vemos a Master Pupil en un hospital luego de haber sido rescatados de la Zona de Cuarentena Absoluta. Al mismo tiempo, Boss está siendo cuestionada por unos seres desconocidos ante el doble fracaso de los ejecutores designados para acabar con los criminales, ordenándole solucionar el problema de inmediato.

Los criminales se han refugiado a las afueras de la Zona de Cuarentena Absoluta. Tras haber encontrado un escondite, Doctor quiere saber qué es lo que está pasando y comienza a confrontar a los niños. Sin embargo, al notar que los niños se están asustando, Ordinary Person confronta a Doctor para que los deje de intimidar. Luego de que la tensión se disipa, Courier habla con el niño que manipulaba al gato (al cual llamaremos Brother, aunque todavía no confirmen su nombre) para planear su regreso a Kansai.

La Planta Kyushu

El habitual corte brusco de la serie en esta ocasión introduce algo que parece no ser tan relevante en este capítulo, pero que ya ha sido mencionado antes.

La Planta Kyushu es un complejo industrial que se encarga de desarrollar y manufacturar las cosas que Kanto necesita. Todo lo que se produce en Kanto viene de aquí, y su nivel de producción es tal, que son capaces de desarrollar cualquier cosa que uno se imagine, desde simples artículos de uso personal, hasta armamento de última generación, como el pulso electromagnético usado en el tercer capítulo, o la motocicleta de Courier.

La calma antes de la tormenta

Boss se dirige con Master y Pupil para regañarlos por haber fallado de nuevo, revelándoles que los criminales siguen vivos y que además han robado un objeto del Shinkansen. Inmediatamente Pupil se disculpa y promete no volver a cometer el error, pero Boss les dice que han sido destituidos de la misión y que otros ejecutores se encargarán del trabajo. A regañadientes, Pupil acata la nueva indicación, pero le inquieta más ver que Master está tranquilo ante la decisión, que la orden en sí.

Boss entonces comienza a llamar a todos los ejecutores y anuncia una recompensa de 100 millones de yenes por los criminales. Pupil sigue sintiéndose impotente por no poder hacer más que acatar las órdenes, pero cuando menos se lo espera, descubre que Master ya no está con ella. Enseguida vemos que los criminales han dejado el escondite y han llegado a unos túneles subterráneos para entrar a Kansai. Pero para sorpresa de todos, resulta que Master ya los estaba esperando…

Opinión del quinto capítulo

Al igual que lo ocurrido en el segundo capítulo, en este capítulo tenemos otro gran momento de tranquilidad luego de toda la acción que vimos anteriormente. Pero la gran diferencia fue que aquí en realidad no se planeó gran cosa, y en su lugar vimos muchos puntos de quiebre. El primero obviamente fue la separación de Hacker. Se veía venir desde antes, realmente se notaba que él no se sentía tan cómodo en el grupo, sin mencionar que en el capítulo tres le había mencionado a Ordinary Person su plan de algún día llegar a Kanto. Por eso mismo al final no se sintió tan impactante como quizá debió haber sido.

Por otra parte estuvo la confrontación entre Doctor y Ordinary Person. Fue muy rescatable la postura que tuvo Ordinary Person, y es muy interesante ver su desarrollo en el grupo. Realmente no está teniendo mucha participación durante la misión, pero es muy evidente la forma en la que todos, salvo Doctor, bajan la guardia con ella. No sólo Hacker se mostraba más abierto; la relación que lleva con Brawler Hoodlum es ocasionalmente más divertida, sin olvidar el pseudo-flirteo que intenta tener Cutthroat con ella, e incluso los niños se mostraron más comunicativos con ella, que con el resto de los criminales.

De igual forma, me está gustando la interacción entre Ordinary Person y Courier, quien a su vez se está volviendo más cercano al grupo. En esta ocasión logramos verlos teniendo una conversación más larga que la primera vez, incluso ella intenta otra vez regresarle sus 500 yenes, pero él otra vez lo rechaza. Aún así, me gustaría ver más labor de ella durante las misiones, no sólo en las transiciones de escena.

Hasta aquí concluye mi reseña. De nueva cuenta agradezco que hayas llegado hasta aquí. ¿Qué te pareció este capítulo? No dudes en compartirnos tu opinión sobre este anime.

Nos leemos en la próxima reseña. ¡Adiós!

© ぴえろ・TooKyoGames/アクダマドライブ製作委員会

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí