¿En qué cosas te fijas al momento de elegir qué anime ver? La respuestas pueden ir variando dependiendo de la persona a la que se le haga está pregunta, pero si en algo todos concuerdan, en que aún sobre la historia mucha gente elige que ver dependiendo del tipo de animación y esto no es raro, pues todo entra por la vista.

Sin embargo:

¿Cómo sabemos cuántas historias nos perdemos por culpa de éste prejuicio?

Un buen ejemplo que se me ocurre es lo que esta pasando con la segunda temporada de «One Punch Man» y la critica que se le ha hecho por su aparente «bajón de animación». Creo que si alguna de las personas que critica esto viera la historia original dibujada por «One» francamente le daría un ataque al corazón. El estilo de animación es importante, pero aún más lo es la historia; cómo dice un viejo dicho «No hay que juzgar un libro por su portada» pero en este caso «No juzgues una serie por su estilo de animación.»

Está pequeña introducción me sirve cómo punto de partida para hablar de un anime especial, diferente: Hablo de «Ping Pong the animation» y que lo hace una obra de culto.

Debo admitir que «Ping Pong» es un anime que conocía hace tiempo, no le había dado una oportunidad porqué cada temporada siempre había algo nuevo que ver y además, siendo sincero, el tipo de dibujo que tiene no me llamaba la atención. pero esto resulto en algo muy bueno; es más, debo admitir que gracias a Hi score girl y en mayor parte a «Sangatsu no Lion» aprendí que una historia diferente, necesita un tipo de dibujo diferente.

Cómo su nombre lo indica el anime nos narra la historia de Yutaka Hoshino alías «Peco» y Makoto Tsukimoto alías «Smile» dos jugadores de «Ping Pong» que tienen motivaciones muy diferentes.

A pesar de que su historia es parecida (los dos son huérfanos) Peco aspira a convertirse en el mejor jugador del mundo y Smile juega «cómo una forma de esperar su muerte».

La serie destaca por dos puntos fundamentales:

1.- Tenemos que los protagonistas verdaderamente parecen Japoneses.

Es muy fácil crear una series que tenga el tipo de animación estándar, dónde todos tengan ojos gigantes, pelo de diferentes colores y con ello tapar mucho de los complejos que tienen los japoneses por si mismo, pero Ping Pong no se apega a lo seguro y apuesta por un realismo poco visto en una serie de deportes.

2.- La animación de los partidos.

Todo lo «diferente» que tiene el tipo de animación, lo lleva a su máxima expresión con la calidad de los partidos. Desde «Slam Dunk» que un anime de deportes no logra tan nivel de realismo. La simplicidad del dibujo le permite generar un verdadero vértigo en el transcurso de los puntos, cosa que tal vez, en una animación más «estándar» sería difícil; sin contar el costo del mismo.

También debo mencionar que la narrativa de la serie es sublime, la forma de contar una historia es tan importante como la historia misma y en el transcurso del anime se nos presentan dos personajes que toman notoriedad por ser los rivales más fuertes, estos son:

  • Kong Wenge «Chino«: Kong es un jugador proveniente de China que llega a una escuela rival como jugador/entrenador y se nos presenta como una persona prepotente y conflictiva que va evolucionando.
  • Ryūichi Kazama «Dragón«: Kazama es la estrella de la preparatoria Kaio, la preparatoria más fuerte de la zona y es el jugador número uno de Japón.

Ping Pong toca el «porqué jugar» desde un punto de vista muy filosófico:

  • Smile juega como una forma de pasar el tiempo, juega porqué su «Héroe» lo salvó y le enseño a jugar.
  • Peko jugaba porqué eso lo hacía sentir especial, pero pierde su rumbo al obtener victorias vacías y ser humillado por Kong.
  • Kong juega para sacar a su familia de la pobreza. Es el personaje con mejor desarrollo.
  • Kazama juega por el prestigio de Kaio (su escuela) pero también por su familia y su empresa. A pesar de haber ganado todo y de su prestigio Kazama se sigue encerrando en los baños antes de cada juego como un niño pequeño asustado.

La serie toca temas como el suicidio, la pobreza, la explotación infantil, el bullying… todo desde un punto de vista mundano; trata estos temas por lo que son, algo común. Aquí no gana quién grita más, ni quién se esfuerza más, ni siquiera el que tienen más talento. Gana quién consiga más puntos. Es un enfoque realista que solo considera lo que sucede durante el partido y trata el deporte como una parte más de la vida.

A pesar de que todos nuestros protagonistas son jóvenes, el enfoque que Taiyô Matsumoto (El creador de la obra) se siente presente. Es algo común en su obra el tratar a jóvenes con preocupaciones de adultos. Ping Pong es mucho más que una serie de deportes, ahora dependerá de tí darle una oportunidad.