Hola gente, soy yo Gregorinni otra vez, espero que todos se encuentren bien en sus casas dada la pandemia que nos tiene encerrados. Antes de pasar a leer la reseña te recomiendo ver el capítulo primero (Por razones obvias) y luego de que te pongas al día vuelvas a la página a leer.

¡Ya amaneció!

Como cada mañana, Pecorine intenta despertar a todo el gremio para que se levanten a desayunar y así tener fuerzas durante el día, pero siempre Kyaru, haciéndole honor a su instinto felino, es la última en bajar y por consecuente el desayuno se le enfría, esta situación a Pecorine le hace bastante ruido, ya que, para ella es bastante raro que alguien no quiera comer, debido a esto, la hambrienta princesa se preocupó tanto, hasta el punto de entrar a la habitación de la archimaga por la fuerza rompiendo la ventana. Tanta fue la brutalidad de la entrada de Pecorine que por casualidad con un pie le rompe un brazo al peluche favorito de Kyaru.

 

TIEMPO DE LAS COMPRAS

El peluche de Kyaru está roto y la buena voluntad de Kokkoro llega en el mejor momento, ofreciéndose para arreglárselo, solo necesita ir al pueblo a comprar la lana. Kokkoro al llegar a la primera tienda se percata de una curiosa situación entre una zapatera que olvida por un momento lo que iba a hacer, esto por alguna razón logró llamar su atención.

Salvado por la campana

El grupo decide separarse y ver si encuentran los materiales para arreglar el peluche. En un momento Yukki pasa por fuera de una tienda y al ver que se cae un vaso decide entrar, rápidamente ve a un Shadow atacando al dueño del local, el espectro al sentirse amenazado arremete contra él y lo lanza hacia una pared. Yukki no tiene oportunidad contra un enemigo tan poderoso, pero rápidamente llega un paladín a salvarlo. Resulta que tal persona es… ¡¿Su hermana?! (Shizuru), la cual estaba más asustada que el mismo Yukki sabiendo que estuvo a nada de perderlo, El protagonista totalmente desconcertado, no entiende que está pasando. Pero, lo que rápido viene, rápido se va, ya que, presurosamente llega la que resulta ser la otra hermana (Rino) del protagonista para llevársela.

Un encuentro bastante alocado

Kyaru, como de costumbre, se dirige al castillo de su alteza para informar los avances de su misión, pero al llegar al castillo se da cuenta que la reina no está en el primer piso sino en el subterráneo en donde nos revelan que los Shadows están siendo manipulados por ella. Por otro lado Yukki junto a Kokkoro deciden tomarse un pequeño descanso para comer algo. Yukki por casualidad pasa a manchar su traje con comida, su compañera de viaje decide limpiarle su ropa pero antes debe remojar su pañuelo.

En ese lapso de tiempo, Rino desde lo oculto sorprende a Kokkoro, totalmente descontrolada va directo al grano preguntándole sus intenciones con él,Kokkoro tranquilamente logra explicar la misión que se le ha encomendado pero Rino no aguanta y pierde la calma con toda la explicación de la protectora de Yukki, al mismo tiempo Shizuru logra dar con su hermana y tranquilamente le baja las revoluciones

Kokkoro un poco absorta de lo sucedido, recuerda el motivo por el que fue a la fuente del pueblo, rápidamente Shizuru se da cuenta que la presencia de su hermano a desaparecido.

Hora de ser héroes

Rápidamente Kokkoro llama a Pecorine para avisarle lo que acaba de ocurrir. Mientras le informaban la situación dos hombres pasan hablando acerca de la desaparición de un joven, las aventureras al escuchar esto inmediatamente le piden que les cuenten más acerca de lo que estaban hablando. Al escuchar toda la historia un poco difusa, ambas se dirigen a un castillo bastante tenebroso en el cual se encontraba supuestamente Yukki, nada más al llegar Pecorine destroza la puerta principal con tanta fuerza que llama la atención de toda la legión de bandidos que había dentro del castillo. Resulta que tal chico que había sido secuestrado era  Charlie, el motivo era  porque intento coquetear con la novia del mismo tipo que había atacado el bar en capitulos anteriores, este aún traumatizado con la experiencia en aquel lugar, rápidamente suelta a su rehén para así evitar todo problema con Pecorine.

¿Yukki dónde estás?

Sin la suerte de encontrar a Yukki, Kokkoro y su compañera toman la desesperada medida de colocar una petición de búsqueda en el tablero de misiones, la recepcionista del lugar se percata de ello y les dice que su compañero hace un rato acababa de salir, al mismo tiempo Yukki llega al lugar con lo que viene siendo seda. Todo este tiempo Yukki estuvo realizando una misión de búsqueda para encontrar el último material el cual iba a arreglar el peluche Kyaru, todos quedan sorprendidos por la hazaña que Yukki acaba de realizar. Ya está atardeciendo y podemos ver a la pobre felina volviendo a su casa, con la cabeza cargada de dudas llega primero que todo el gremio. Viendo que no hay nadie y llevándose una prematura decepción, logra escuchar que sus compañeros de equipo le venían siguiendo el paso junto con su muñeco favorito.

Escena Post-créditos y opinión personal

Bueno, esta parte me dejo más dudas de la que tenía anteriormente, fue un golpe inesperado que la Omnisciente Metamorregnant igual este buscando la raíz del problema, personalmente no tengo la menor idea de lo que es un ella y por qué está interesada en todo este embrollo. También se nos presenta otro personaje “Queen Labyrinth”, la que estaba siguiendo a quien nombré recientemente. Solo sé que una gran batalla se avecina, y en estos 2 capítulos restantes esperemos que las preguntas que tenemos en su mayoría sean respondidas.

Bueno, espero que hayan disfrutado leyendo la reseña así como yo disfruté escribiéndola, los espero la próxima semana con el penúltimo capítulo.

Adios!!!! o//

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí