Muy buenas tardes, soy DARV007 y en esta ocasión les traigo la reseña del tercer capítulo de EX-ARM. Sólo para continuar con mi costumbre, aclaro que la reseña contiene spoilers, pero en este momento dudo que haya viendo la serie más allá del mero morbo. Así que si quieres saber qué pasó, puedes leer la reseña sin problemas.

«Ángel Exterminador»

Bienvenida

Después de haber cumplido con éxito su primera misión como parte de la división de EX-ARM, los demás miembros de la división se disponen a organizar una fiesta de bienvenida para Akira Natsume. Sin embargo, termina siendo el propio Akira quien se encarga de preparar la comida, para lo cual recurre frecuentemente a utilizar el cuerpo de Alma.

Antes de darse cuenta, ya se ha acostumbrado a esa rutina, pero Alma le dice que no debe preocuparse, ya que eso también le permite a ella conocerlo más a fondo y ayudarlo a hacer mejor su trabajo. Aún así, Akira sigue preocupado sobre si volverá a tener un cuerpo propio algún día. Sin embargo, no es tiempo de pensar, sino de actuar, ya que Soushi Shiga ha llamado a todo el equipo para una nueva y no tan sencilla misión.

Una pareja singular

El villano de turno parece ser Jason Morau, un expresidente de una nación africana llamada Muanji. Él fue responsable de haber causado una masacre en su nación al pretender establecer una nación de androides. Sin embargo, lejos de arrestarlo por sus crímenes, un acto diplomático lo convirtió en un exiliado en Japón. Ahora, sabiendo que él posee un EX-ARM con el que perpetró esa masacre, la división deberá asegurar el arma a cualquier costo.

Para lograrlo, Soushi le ordena a Alma y a Akira que se infiltren en la mansión en la que se resguarda, mientras el resto del equipo consigue información en el barrio especial de Yokosuka. Soushi además les advierte que nadie que ha intentado obtener información de la mansión ha logrado salir con vida, ya que además del EX-ARM que posee Morau, también tiene a Elmira, una sirvienta androide cuyas especificaciones aún son desconocidas.

Androides

Minami UezonoKimura Kondou llegan al barrio de Yokosuka para visitar al traficante de armas Nguyen, de la compañía Hanoi Firm, y quien se sabe es el que mejor conoce ese barrio. Al mismo tiempo, Alma y Akira consiguen infiltrarse en la mansión de Morau, en donde luego de husmear un poco por el recibidor principal, terminan llegando a un cuarto en donde se encuentran guardadas una gran cantidad de cabezas humanas.

Antes de que pudieran investigar más, Elmira nota su presencia y acude a donde están ellos. Elmira inicia teniendo un trato cordial con ellos pero finalmente comienza a atacarlos, pues al parecer interfieren con los planes de Morau. Pero resulta que Elmira está usando el EX-ARM, algo que técnicamente resultaba imposible, ya que sólo los humanos podían utilizar estas armas. Así que decididos a investigar la razón por la que esto sucede, Alma intenta conectarse a Elmira para que Akira intente hackearla, pero todos sus intentos fracasan.

Un nuevo amigo

Por el otro lado, Minami y compañía no consiguieron mayor información, por lo que se dirigen hacia la mansión para alcanzar a Alma y Akira. Pero en el camino se les atraviesa Neville, el alguacil del barrio, para hacer que se retiren del barrio, y al no lograrlo, comienza a abrir fuego hacia ellos. Esto obliga a hacer que Alma y Akira sean quienes acudan al apoyo, por lo que dejan pendiente el hackeo de Elmira y se retiran hacia donde se encuentra el resto del equipo.

Alma y Akira finalmente llegan, pero no logran hacer mucho antes de que Elmira los alcance, y lo que es peor, llega pilotando un robot armado. Con este robot y el EX-ARM,  inutiliza toda la fuerza de Neville, dejándolo fuera de la pelea. Alma entonces intenta volver a pelear contra ella mientras Akira sigue intentando hackearla, pero todos sus esfuerzos fracasan de nuevo cuando Alma pierde su brazo derecho al salvar a Minami. Justo en este momento aparece un personaje nuevo, quien fue enviado por Soushi para ayudar al equipo, pues se nota que están en serios problemas.

Opinión del tercer capítulo

Jamás creí que llegara a pasar, o al menos no que ocurriera tan rápido, pero creo que en esta ocasión tengo más cosas rescatables que hizo el capítulo, que cosas malas. Y tampoco me malinterpreten, no estoy diciendo que hizo algo especial o digno de considerarlo un milagro. La serie sigue fallando en su animación casi de la misma forma que lleva haciendo desde el principio, pero aún así tuvo algunos detalles que me parecieron, por primera vez, un poco atinados.

Primero, la animación en 2D consiguió verse un poco más fluida. No es una mejora significativa, y en realidad sigue pecando de verse acartonada cuando los personajes hablan, pero al mismo tiempo el resto de sus movimientos dieron una percepción de fluidez ligeramente más orgánica, que a su vez también consiguió mezclarse un poco mejor con la animación en 3D. Dígase «mejor» en cuanto a la interacción, porque sigue siendo muy evidente la diferencia entre una animación y la otra.

Segundo, y hablando de la animación en 3D, tuvo el pequeño acierto de mostrar en cámara lenta las secuencias de acción. Esto les dio la oportunidad de lograr unas secuencias mejor realizadas y con un movimiento más natural, aunque igual tuvo momentos en los que los saltos y algunos golpes se veían descolocados. Además, su animación cuando hablan también mejoró un poco, ahora las bocas se mueven más, a pesar de que continúan fallando en la forma en la que la abren y cierran. Gracias a eso ahora las expresiones se ven un poco más naturales, pero tampoco es algo tan sobresaliente.

Algo que también me comenzó a agradar es el hecho de que se intente dar un panorama más completo sobre lo que ha pasado en esos 16 años en los que Akira no recuerda haber vivido. No sólo es para darle contexto a él, sino también al espectador. En esta ocasión comenzaron a profundizar sobre la presencia de los androides y tal parece que el hermano de Akira tuvo algo que ver con eso, pero esa parte fue tan sutil que prefiero esperar a que avance la historia para hablar más sobre ello.

Finalmente parece que, si bien no van a intentar rescatar su apartado técnico, o al menos no lo van a poder conseguir a tiempo, van a intentar hacer que funcione con su narrativa. Probablemente también esté siendo muy prematuro hablando de esto, pero quiero dejar en claro la percepción que éste capítulo me ha dejado. Obviamente sigue teniendo muchas fallas, pero de igual forma me pareció que éste fue el capítulo mejor estructurado de los tres que van. Sólo el tiempo dirá si su desarrollo mejora, y espero que así sea.

Y hasta aquí concluye mi reseña. Una vez más agradezco que hayas llegado hasta el final. ¿Qué te pareció este capítulo? No dudes en compartirnos tu opinión sobre este anime.

Nos leemos en la próxima reseña. ¡Adiós!

© 古味慎也・HiRock / 集英社・「EX-ARM」製作委員会