Tokyo Ghoul:re es uno de los manga más vendidos de la década del 2010, pero los fans estaban preocupados cuando se dio luz verde a una adaptación al anime en manos de Studio Pierrot, el estudio responsable de Tokyo Ghoul, ya tenía una historia de decepcionantes  adaptaciones. Y cuando se emitió la serie, los temores de los fans resultaron justificados: Tokyo Ghoul:re fue un desastre, de alguna manera cayó por debajo de las bajas expectativas de todos.

Como era de esperar, sus dos temporadas se desviaron de la obra original, se movieron demasiado rápido y torcieron la trama del manga irreparablemente. Las dos temporadas estaban abismalmente mal animadas y mal dirigidas. En general, Tokyo Ghoul:re es un candidato serio para el peor anime de la década de 2010.

Desde el principio, Studio Pierrot estaba operando en terreno irregular. La última  adaptación de Tokyo Ghoul  fue  Tokyo Ghoul √A, emitida a principios de 2015. A los lectores de manga no les gustó cómo √A se desvió del manga, condensó la historia original. Sin embargo, los espectadores solo de anime no tenían idea de los diferentes finales. Para Tokyo Ghoul:re Studio Pierrot eligió desechar √A y regresar a la trama del manga como si nada hubiera pasado, lo cual no fue una mala decisión. Sin embargo, dejó una gran parte de la base de fanáticos confundida sin remedio desde el primer momento.

Acumulando los problemas, parecía que sólo habría 24 episodios para adaptar 179 capítulos con una trama bastante extensa. Esto fue especialmente preocupante, ya que se tendría que omitir gran parte de la historia original. En los primeros 12 episodios, Tokyo Ghoul:re desechó algunos momentos importantes del protagonista, hizo algunos cambios inesperados y se movió a un ritmo muy rápido. La mayoría está de acuerdo, sin embargo, en que el anime no fue nada desastroso (hasta ahora). La temporada terminó en el Arco de exterminio de la familia Tsukiyama, y ​​aunque todo es un poco desordenado, no se salió de los rieles.

Sin embargo, con la segunda temporada, Tokyo Ghoul:re se vino abajo. Desde el principio, se cortó parte de un arco completo cuando el anime se lanzó directamente a la tercera incursión de la cóclea y a la operación de aterrizaje de Rushima. Después de este comienzo problemático, Tokyo Ghoul:re avanzó con omitiendo muchos eventos a un ritmo terrible y momentos decepcionantes. Al igual que Tokyo Ghoul: √A, los fanáticos se sintieron ofendidos de que Studio Pierrot tratara tan mal al manga. Por supuesto, cubrir fielmente tantos capítulos en tan poco tiempo fue una tarea imposible. El manga Tokyo Ghoul:re tuvo una conclusión apresurada incluso sin tomar en cuenta la adaptación, por lo que destrozarla aún más no fue una decisión popular.

El anime es un medio visual, por lo que este aspecto es importante. Tokyo Ghoul: √A puede haberse distanciado de la obra original, pero proporcionó algunos momentos de calidad que no eran tan malos. Hubo algunas escenas geniales, tomas bien dirigidas e incluso algunos momentos solo de anime  que ganaron su lugar en la serie. Tokyo Ghoul:re no tiene ninguno de estos momentos. Con una mala animación, falta de detalles y diseños de personajes simplistas, el anime rivaliza con el CG de Berserk en términos de calidad visual Sin exagerar, el anime se parece legítimamente a una presentación de diapositivas, e incluso los momentos fielmente adaptados se quedan cortos, gracias a su nula fluidez. 

La banda sonora puede ser el único punto fuerte de Tokyo Ghoul:re, ya que el  compositor de Tokyo Ghoul, Yutaka Yamada, regresa para darle un poco de epicidad a los momentos rancios del anime. Desafortunadamente, su banda sonora no se utiliza tan bien como podría haber sido, y los espectadores escucharán el tema de batalla «Symphonie» y varios arreglos del icónico «Licht und Schatten» lo suficiente como para aburrirlos incluso de estas grandes pistas. Aún así, es una buena banda sonora para escuchar fuera del anime. Lo mismo se puede decir sobre los openings como Asphyxiaque es interpretado por la banda de rock experimental Cö shu Nie

Es común que los estudios de anime tengan un exceso de trabajo y falta de personal. Eso fue lo que le sucedió a Studio Pierrot cuando Tokyo Ghoul:re  estaba en producción, ya que gran parte estaba ocupada con Boruto, Black Clover y otros programas populares. Es lamentable que Perriot descuidara Tokyo Ghoul. Algo similar sucedió cuando Studio Madhouse estaba demasiado ocupado para continuar One-Punch Man, por lo que dio su segunda temporada a otro estudio. Tokyo Ghoul es una verdadera fuente de ingresos, por lo que Perriot no quería perder sus derechos a la franquicia. Al final, Tokyo Ghoul:re  fue dado de alta en Pierrot +, un estudio más pequeño que tuvo problemas con la carga de trabajo.

El personal de Tokyo Ghoul:re también dejó mucho que desear. Los animadores, diseñadores de personajes y directores de la serie original estaban ocupados en otros proyectos, lo que explica cuán diferente se veía el anime en comparación con sus predecesoresShuhei Morita, director de los mejores episodios de Tokio podría haber posiblemente rescatado un episodio o dos, pero él también estaba ocupado con otros proyectos. En general, el producto terminado contaba con una profunda falta de esfuerzo, gracias a todas las tareas pendientes que tenía el estudio.

Lamentablemente, este es probablemente el final de las adaptaciones de anime Tokyo Ghoul. La serie no es tan popular como lo fue hace unos años, por lo que las posibilidades de otra adaptación(posiblemente con un estudio diferente) son escasas. Un reinicio fiel, que  recuerde a  Fullmetal Alchemist: Brotherhood, sería un placer para los fans, pero eso es solo un sueño imposible. Por ahora, es mejor leer el manga.

Redacción original por el portal en inglés CBR.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí