Opinión | ¿Qué tan importante es la animación en un anime?

Antes de que respondan «pero si eso es obvio, mi estimado DARV007«, quiero compartirles que, desde mi opinión, la respuesta no es tan evidente. Y es que, a pesar de ser el rango distintivo en la industria, en muchas ocasiones importa más la forma en la que se cuenta una historia, que sólo el cómo se presenta.

Tampoco es que en este artículo vaya a decir algo que no se pueda ver con facilidad. Hay muchísimas producciones en las que la animación suele no destacar lo suficiente, o, por el contrario, destacan más por ser malas. Pero al mismo tiempo también es algo inquietante ver que muchas de las críticas hacia un anime van precisamente dirigidas hacia este apartado. Es natural que sea así, pero en ocasiones las cosas son centralizadas en este aspecto, cuando la producción en realidad tiene más que mostrar que solo unos wallpapers bonitos.

Desde que yo comencé a ver anime, uno de los aspectos en los que no solía poner tanta atención es precisamente en el apartado de la animación. Y no es que no me fije en ello, sino que suelo fijarme en las series como un todo. No soy tan exigente con lo que están mostrando, sino que me gusta ver más cómo se cuenta lo que se está mostrando. Y esto la verdad es que pasa muy seguido, incluso sin que nos demos cuenta. Porque hay muchas personas a la que les gusta Dragon Ball o One Piece, pero normalmente su animación pasa a un segundo plano.

Y es que, además, los tiempos cambian. Y con ello también las formas de crear anime. Hoy en día existen tantos procesos que en algunos casos es complicado decantarse por uno en específico, y en otros casos, incluso es casi imposible distinguirlos. Por eso mismo uno tiene que aprender a ser un poco más flexible en cuanto a las capacidades de producción de una serie, porque qué más quisiera uno ver su serie favorita con una impresionante calidad, pero sabiendo las condiciones de trabajo de los animadores en Japón, son aspectos que no siempre van a beneficiar el desarrollo de esta serie.

Si partimos en la animación tradicional, o 2D, conocemos muchos estudios que son reconocidos por la calidad de su animación. También sabemos la existencia de algunos cuantos que hacen un trabajo apenas decente pero que no dejan un mal sabor de boca. Y finalmente por supuesto que hay otros que preferiríamos que nuestra adaptación preferida nunca pase por sus manos…

Pero si partimos desde la corriente más actual, la animación por computadora, sea en 2D o incluso en 3D, las cosas a veces cambian drásticamente. Muchos fanáticos todavía repudian este estilo de animación. Pero siendo objetivos, y fuera de las ventajas de producción que implican realizar animación de este tipo, la animación por computadora también tiene ya a varios estudios con renombre por hacer bien su trabajo. Y también tiene algunos que… mejor deberían dedicarse a otra cosa…

Por eso en muchos casos las producciones apuestan en que, si bien no van a tener la animación más impresionante del mundo, bien podrían intentar enganchar desde otros medios. Pero a la hora de poner las cosas en práctica, luego nos damos cuenta de que simplemente no salió como uno esperaba. Por eso en esta ocasión voy a mostrar ejemplos en donde el impacto de su animación varía de una serie a otra.

¿Qué pasa cuando todo falla?

En este apartado quero hablar de dos animes. En animación tradicional, de Yumeria, y en animación digital, de la más reciente joya de la corona, EX-ARM (si, estaba tardándome en mencionarla).

Yumeria es un anime hecho en 2004 por el estudio Deen. A pesar de ser una animación ya relativamente vieja, lo cierto es que envejeció más de lo que debería. Deen se ve vago al mostrar una animación lenta, con una paleta de colores muy simple, y que incluso en las escenas de acción, las secuencias se muestran en ocasiones poco coherentes y con muchos cuadros prácticamente irreconocibles. Pero las fallas no se quedan aquí, ya que tanto su música, como su trama y su historia también dejan bastante a desear. La serie en general es floja, simple y un poco tediosa, sin un atractivo particular, y que aún si terminas de verla, es una serie fácilmente olvidable.

En cambio, EX-ARM… EX-ARM es un anime hecho este 2021 por un estudio debutante llamado Visual Flight. Así es, este es el primer anime del estudio, y su trabajo lo demuestra con creces…

Si has estado al corriente con las producciones de este año, entonces no tengo mucho que añadir en cuanto a lo que ha pasado con este anime. Pero si no estás al tanto, te dejo un enlace a mi primera reseña del anime. Porque lo vi completo, así que se de lo que hablo. O no lo sé, pero pretendamos que sí.

En ambos casos podemos ver que las series son prácticamente indefendibles. Podrán tener aspectos positivos en algunos momentos, pero fundamentalmente, su trabajo es malo. Este es una situación en donde la animación es importante, pero de cualquier forma destaca por no aportar nada a su producción.

¿Qué pasa cuando falla la animación, pero todo lo demás no?

En este segundo aspecto, también voy a mencionar dos animes. En animación tradicional, hablaré de Shikabane Hime, y de animación digital, de Ghost in the Shell: SAC_2045.

Shikabane Hime es un anime de 2008, hecho por los estudios Feel y Gainax. Decir que falló en su animación probablemente sea un poco extremo, pero personalmente creo que es en donde menos calidad se presenta. Contrario al resto de su apartado técnico, donde cuenta con una muy buena producción musical, así como una trama interesante y una narrativa que cumple bien su trabajo, su animación peca de no estar tan a la altura. Algunas de sus escenas se sienten flojas, con escenas de acción con menos movimiento del que se esperaría y que incluso en ocasiones se pierde algo de detalle, aún sin ser escenas tan elaboradas.

Por otra parte, Ghost in The Shell: SAC_2045 es un anime de 2020 hecho por Production I.G. y SOLA Digital Arts, y falla casi del mismo modo. Su banda sonora respeta el trabajo mostrado en la saga de Stand Alone Complex, modernizándolo un poco, pero manteniendo su mismo estilo. Su trama se mantiene llamativa y muestra cierta linealidad al desarrollo de aquella saga, y su narrativa hace bien incluso en dejar a la mitad la historia. Pero su animación… a pesar de no ser mala, es probablemente el aspecto en el que más cojea. Se nota la falta de detalle, especialmente cuando los personajes hablan o reaccionan, y sus escenas de acción se sienten un poco acartonadas y con movimientos poco naturales. Aunque Netflix permitiera verlo con HDR, siento que no compensa suficiente la falta de detalle en esta ocasión.

En estos dos casos se ve que en general son unas producciones bastante decentes. Y que en algunos momentos incluso pareciera que las fallas en su animación pueden no afectar al desarrollo de la historia. Esto por supuesto que le afecta un poco a su percepción, pero en realidad estos errores no llegan a ser tan significativos como para hacer que se deje de ver, ya que todo lo demás sigue valiendo la pena.

¿Qué pasa cuando falla todo, menos la animación?

En este tercer aspecto, voy a mencionar a otros dos animes. De animación tradicional, mencionaré a Red Garden, y de animación digital, a Kouya no Kotobuki Hikoutai.

Red Garden es un anime de 2006, hecho por el estudio Gonzo. Técnicamente su trabajo no está del todo mal, considerando la época en la que fue producida. Y probablemente su diseño en general no podrá ser del agrado de todos, pero en realidad no se puede cuestionar mucho sobre que es un buen trabajo. La paleta de colores es adecuada, tiene un detalle suficiente y sus escenas de acción no son espectaculares, pero en su entorno permanecen siendo realistas. El resto de su apartado técnico es apenas rescatable. La música no siempre cumple con su trabajo, a pesar de tener buenos temas principales. Y su historia tiene una premisa interesante, pero su narrativa se vuelve un poco tediosa y en algunas ocasiones se siente pesada y hasta aburrida.

Del otro lado está Kouya no Kotobuki Hikoutai, hecha en 2019 por el estudio Digital Frontier. La animación es excelente, tiene un nivel de detalle que he visto en muy pocas series. Se dan el tiempo de mostrar los procedimientos de la manera más realista posible y claramente ese es su factor más destacable. Pero el resto de la serie a veces siento que no le hace suficiente justicia. La música es decente, pero personalmente siento que funciona mejor cuando no hay música de fondo. Su historia es poco original, una trama sencilla que apenas llega a funcionar cuando tiene continuidad en la segunda mitad de la serie.

En esta ocasión, ciertamente su animación es un factor determinante, en donde en el caso de Kouya no Kotobuki Hikoutai incluso es la principal razón por la que terminé de ver la serie. Y no es que el resto de su desarrollo esté mal hecho, sino que, contrario al caso anterior, aquí si se demuestra el peso que se le dio a su apartado visual, limitándose sólo a cumplir en el resto de sus aspectos técnicos.

¿Qué pasa cuando no falla nada?

Finalmente, para este caso hablaré de otras dos series. De animación tradicional, mencionaré a Violet Evergarden, y de animación digital, de la serie estadounidense RWBY.

Violet Evergarden es una de las últimas joyas de Kyoto Animation. Fue hecha en 2018 y la verdad es que es excepcional en todos los aspectos. Mucha gente podrá criticarla por tener una narrativa bastante lenta, pero personalmente siento que mas bien la serie se toma su tiempo en establecer su ambientación, para después profundizar en su historia. A pesar de que cada capítulo es autoconclusivo, la historia personal de Violet es la que en realidad mueve a la serie, y tanto su animación como su música le hacen bastante justicia a su narrativa, mostrando probablemente una de las mejores animaciones que ha hecho el estudio en su historia.

Por el otro lado, y aunque me reclamen que no es un anime, está la serie RWBY, hecha en 2013 por Rooster Teeth Animation. En este caso únicamente voy a hablar por su apartado técnico, porque es un caso de evolución que no he visto en ninguna otra serie. La animación comenzó siendo bastante deficiente, teniendo a su único favor las coreografías en sus escenas de acción. Pero con el paso del tiempo, el apartado visual no ha hecho más que ir mejorando, llegando a su máximo punto en el Volumen 8, el cual es probablemente el mejor trabajo que han hecho hasta la fecha.

Su banda sonora también ha destacado por su buen trabajo, pero inicialmente tenían una deficiencia en su calidad de producción que dejaba ganas de un mejor resultado. Esto también ha ido solucionándose, dejándonos un score bastante sólido que continúa haciéndole justicia a la serie. Pero por su historia y narrativa, prefiero no profundizar mucho en este aspecto, porque a pesar de que siguen haciendo un buen trabajo, siento que muchos no compartirían al 100% con mi opinión.

Teniendo todos estos casos, queda claro que la animación es importante, pero no siempre es el factor más relevante. Habrá muchas condiciones bajo las cuales una serie está siendo producida, que en su mayoría van a decidir la calidad con la que finalmente ésta va a ser mostrada. Pero lo único cierto es que al final del día siempre es mejor tratar de disfrutar una serie por todo lo que presentan, que simplemente por el hecho de que se vea bonita. O al menos esa es la opinión de su humilde servidor.

Y ustedes, ¿Qué opinan? ¿Qué tan importante consideran a la animación de una serie? No duden en compartirnos su punto de vista en los comentarios.

Artículo anteriorKemono Jihen – se anuncia una espectacular figura del protagonista Kabane Kusaka
Artículo siguienteEl manga Fire Force ha logrado alcanzar la cifra de 15 millones de copias en circulación
Avatar
Editor en jefe de Sugoi Gamers, redactor de noticias y reseñista en ANMO Sugoi. No se qué sucede con mi vida así que sólo me dejo llevar. Y eso me ha llevado hasta aquí...

5 COMENTARIOS

  1. a y se me olvidaba ax arms fue echo por un estudio de video juegos excusa pa hacerlo hasi pero no eso no es excusa eso mismo lo hago yo con el mmd de la miku y creo asta major por khe e visto en yt gente que hace historias de la miku con mmd de pobre y les queda mucho mejor

    bueno este es el fin de mi comentario tantico largo pero weno xd

  2. parte 2 xd : que se centraba en su fluides de imagen fisica y pro lo solo las hicieron hermosas muyyy hermosas para que nos centraramos solo en sus rostros. me dolio un poco la mala animacion pero el anime fue explendido en como iba la trama y como finalizo….. me ardio,
    asi igual con kanojo okarishimasu animacion de hentai de esos que los hacen en un dia como (Muramata-sanno Himitsu) buena historia :V pero la animacion en si la hicieron en un dia. pero el otro problema es un buen anime con buena animacion pero la historia lo arruina todo no es por ofender pero las ultimas tempordas de sao me decepcionaron en especial la ultima muy buena animacion pero el yahoi entre kirito y eugeo ya me tenia loco y con la ilustraciones en twitter lo mato, es de mis animes favoritos pero la lucha entre kirito y su henkidama vs tentakulos de h fue de lo peor

  3. la animacion en parte cre que depende del genero del anime pj: sihngeki si se le espera mucha animacion ya que es de peleas tiene mucho apartado de seinen y eso pero la mayoria de las personas lo ven por la lucha entre humanos y titanes Y en cambio en animes como las quintillizas en especial la seguda tempordad en l parte de las caras ufffff fue celestial pero ya en el resto del cuerpo bajo mucho en animacion en puntos que pense que eran dibujantes de hentai ese mismo estilo de animacion pero solo en la parte del cuerpo del los personajes era muy floja la animacion pero lo dejaron pasar por que no era un anime

    • Tienes toda la razón, no tiene sentido siquiera comparar series de distintos géneros, cuya diferencia más evidente es precisamente su animación. Por eso aquí, salvo Violet Evergarden, todas las series se centran en la acción, por lo que en teoría deberían tener la animación más demandante. Mencioné a Violet porque a pesar de centrarse en el drama, las pocas escenas de acción que tiene están igual de bien realizadas que sus escenas más tranquilas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí