Kono Oto Tomare! Es un manga de música del año 2012 que tuvo una adaptación al anime el pasado 2019; y me gustaría enfocarme en esto: «Un manga de música».

Cualquiera que haya querido dibujar alguna vez, sabe lo difícil que es poder expresar sentimientos mediante dibujos (imagínense melodías) y cuando hablamos de un manga enfocado en el Koto (un instrumento de cuerdas japonés) el desafío se multiplica. Tener un manga de música exitoso es un desafío difícil de lograr.

Siento que debo mencionar el manga al comienzo de esta reseña porqué este logro superar esa brecha y lleva 8 años en publicación. Es cierto que el apartado musical del anime es sublime pero si esté fuera un 40% de lo que hace memorable del anime, el 60% proviene directamente de su historia.

Comencé a ver Kono oto Tomare! por una sugerencia de un seguidor en nuestro Instagram y la serie te atrapa desde el comienzo. Su opening es todo lo que necesitarás para enviciarte y ver los 26 capitulos que componen su primera temporada (que se encuentra dividida en dos).  Todos los personajes tienen virtudes y defectos y eso genera que su «sonido vaya evolucionado».

A forma de pequeña reseña:

El anime trata del club de Koto de la preparatoria Takise. Y como su presidente Takezō Kurata debe sobrellevar la partida de todo los participantes del club (por su graduación) reclutando nuevos miembros e intentando salvar «lo que es realmente valioso»

En todo este proceso hay 3 personajes que sobresalen. Uno es «Takezo» y los otros dos son:  Chika Kudō y Satowa Hōzuki.

  • Takezo: Takezo es el presidente del club de Koto. Es el personaje que se encargó de «mantener» el club; y pongo ese mantener en comillas ya que Takezo es (al principio) el que menos se enfrenta al koto. Takezo llegó a la preparatoria Takise luego de no haber logrado entrar a otra escuela. Cuando en su primer año ve al club de Koto (Conformado solo por chicas) y su horrible actuación, se da cuenta que ellas son como él y por curiosidad va al club; dónde encuentra «un lugar al que pertenecer». A primera vista se podría pensar que su personalidad es tímida, pero en realidad es autocomplaciente. Quiere cambios pero por miedo prefiere hacer lo mínimo posible para sentirse bien consigo mismo. Su personalidad genera que (luego de la graduación de los otros miembros) el club se vuelva una guarida de delincuentes y corra el riesgo de cerrar.
  • Chika: Este personaje es por lejos el mejor de la serie, opacando al resto.  Chika es un ex-pandillero conocido por meterse en peleas. Al principio Takezo piensa que solo quiere fastidiar pero se da cuenta que en el fondo su decisión no es anotojadiza y tiene una gran razón de fondo. Este personaje es el que da movimiento a los hechos en la serie.
  • Hozuki: Hozuki es una prodigio del Koto. Es la heredera de la escuela Hozuki, uno de los clanes de música japonesa mas prestigiosos. Como alumna de primer año llega a la preparatoria Takise y decide entrar al club de Koto. Su talento le permitirá poder ser el pilar de este nuevo club.

El Koto es un instrumento que representa a los dragones, se piensa que estos pueden viajar entre el mundo de los vivos/muertos. Además pueden llevar los sentimientos a los corazones de las personas.

A medida que los capítulos avanzan van sumandonse nuevos miembros al club. Romances, peleas y las diferencias de habilidades nos hacen preguntar: ¿Puede un club que empieza de cero llegar a un torneo nacional?

El nombre de ésta reseña no es anotojadizo pues la música tiene la capacidad de traspasar cualquier barrera. No importa tú idioma, dónde vives, tu edad ni tú género. La música no discrimina a nadie. Y éste es uno de los puntos fuertes del anime.

Quiero que esta reseña sea una invitación a verlo. Una historia que gira al rededor de la música te espera.

1 COMENTARIO

  1. Me encantó la reseña, amo el anime y el manga, y en verdad tienes mucha razón, te atrapa totalmente

Comments are closed.