Después de que Crunchyroll HIDIVE Funimation anunciaran que el doblaje en ingles se habia detenido por órdenes de los gobiernos estatales en los Estados Unidos por el coronavirus, era solo cuestión de tiempo hasta que ocurriera la misma situación en Japón, que ocasionó que, incluso, algunos de los programas de televisión más antiguos de la historia se pausaran indefinidamente.

En Japón (y para los doblajes en inglés), la mayoría de la actuación de voz se realiza en las etapas posteriores de producción, cuando al menos la animación clave está terminada, pero sin los actores, falta una parte de la personalidad.

Mientras que en las producciones de animación occidentales como The Simpsons o las películas de Disney, los actores de voz suelen grabar solos.  En Japón, generalmente se reúnen lo seiyuus en un solo lugar para grabar todo de una vez, en lugar de grabar una persona sola por sesión, lo que hace que sea muy difícil grabar en los estudios de doblaje en Japón, tomando a consideración la pandemia del coronavirus.

Gran parte de los seiyuus podrían quedarse sin trabajo por el coronavirus

A principios de este mes, Midori Kato, el actor de voz de Sazae Fuguta de la serie animada de más larga duración aún en producción Sazae-san, anuncio en Radio Nikkei que el trabajo posterior a la grabación en el anime se había detenido, citando como un efecto de la crisis del coronavirus (COVID-19). El querido Kato, de 80 años, es un miembro original del elenco y, por lo tanto, está en alto riesgo durante la crisis actual.

Kato no es el único actor de voz de mayor edad que se ha atrevido a hablar del tema del coronavirus, Akira Kamiya analizó el tema en profundidad en su cuenta de Twitter. El hombre de 73 años, conocido por interpretar a Kenshiro en Hokuto no Ken, y tambien a Chusus Nakamoto en Fugō Keiji Balance: Unlimited. El 1 de abril, Kamiya escribió en Twitter que los miembros mayores del elenco fueron retirados de la sesión de grabación completa que se realizaba con el resto del elenco y tuvieron que grabar solos en el estudio. Si bien esto probablemente aumentó el tiempo que tardó en grabar, permitió que los miembros más antiguos del elenco se mantuvieran a salvo.

Ryotaro Okiayu (Gadjah en Black Clover) reflexionó el 6 de abril, antes de que se declarara el Estado de Emergencia en Japón, que si se tomaran medidas, se detendrá la grabación de voz en todo Tokio. Aunque muchos no le creían, al final estaba en lo correcto.

El 7 de abril, el primer ministro japonés Shinzo Abe, junto con el grupo especial de coronavirus, anunció un estado de emergencia en Japón para 7 prefecturas, incluida Tokio, y luego amplió esa declaración a todo el país el 16 de abril. Una medida importante de la declaración es evitando las «3C« : espacios cerrados, lugares llenos de gente y contacto cercano, así como limitar el viaje en áreas principales en al menos un 80%. Los actores de doblaje en Japón no pueden evitar ir en contra de ambas medidas por el simple hecho de ir a trabajar y realizar tareas, de ahí la interrupción de la mayoría de las sesiones de grabación.

Gran parte de los seiyuus podrían quedarse sin trabajo por el coronavirus

Las sesiones de grabación suspendidas continuarían retrasando la transmisión de algunas de las series de anime mas extensas de la historia. Mayumi Tanaka, el actor de voz de Luffy, dijo en una publicación el 11 de abril que estaba «en descanso de mis grabaciones de voz de anime habituales«, lo que significa que las sesiones de voz de One Piece se habían detenido. El día anterior, Rica Matsumoto, la actriz de voz de Satoshi en Pokémon , dijo en Twitter que «había dejado de trabajar». Una semana más tarde, One Piece y Pokémon anunciaron que los animes tendrían un hiatus (y el primer hiato en el historial de transmisión de 20 años de One Piece).

Yukio Nagasak, el director de sonido de Gleipnir, escribió en Twitter que la grabación y edición de sonido del anime se detuvo el 10 de abril, al menos en el estudio. Ya que el estaba trabajando desde casa eligiendo pistas para la serie, que hasta el momento no ha anunciado la suspensión de su transmisión.

A pesar de que Nagasaki puede hacer su trabajo como director de sonido desde casa y puede realizar videoconferencias con otros miembros del personal para confirmar la música, no es tan fácil para los actores de doblaje en Japón. Las casas y apartamentos de Tokio son más pequeños y, por lo general, tienen paredes delgadas, lo que dificulta la instalación de una cabina de grabación completa en sus hogares. Y aquellos que pueden configurar un sistema hogareño, tendrían que aprender a grabar, mezclar y cargar sus archivos de audio, todo mientras son dirigidos por videoconferencia. Luego tener que hacer eso con todo el elenco. Funimation pudo hacerlo para la simultaneidad de Boku no Hero Academia,pero no hubiera sido fácil.

Gran parte de los seiyuus podrían quedarse sin trabajo por el coronavirus

La falta de trabajo ha preocupado a los actores de doblaje en Japón. Mientras que algunos pueden sobrevivir con sus ahorros, algunos necesitan trabajo continuo para sobrevivir. Como la mayoría de los trabajos basados ​​en contratos, los actores de voz solo reciben un pago cuando trabajan y si están al comienzo de su carrera, o incluso a la mitad, necesitan una fuente constante de ingresos para sobrevivir. La entrega única de 100,000 yenes (930 dólares) del gobierno japonés podría no cubrir el costo del alquiler de una residencia en Tokio, donde el precio promedio de un apartamento de una habitación en Shinjuku puede comenzar en 97,000 yenes (902 dólares) por mes

La Unión de Actores de Japón ha estado realizando encuestas con sus miembros durante este tiempo, que consiste en actores japoneses, actores de doblaje y otros talentos. En un informe de noticias del 14 de abril, de los actores que respondieron a la encuesta, el 96.2% dice que no recibió ninguna compensación por el trabajo perdido o las apariciones canceladas por el coronavirus. El 21 de abril, el sindicato anunció que el 70% no tenía trabajo en abril. E incluso antes de eso, la Unión de Actores de Japón informó tristemente el 3 de abril que el 26.8% de los encuestados estaban endeudados y necesitaban el trabajo para sobrevivir. El animador de White FoxTetsuo Hirakawa, predice que si las sesiones de grabación no vuelven durante seis meses, «la mayoría de la gente se quedará sin trabajo«.

Si bien este es solo uno de los aspectos de la crisis actual del coronavirus que afecta actualmente a la industria del anime en Japón, sin el increíble trabajo de los actores de voz, los personajes en pantalla no tendrían la personalidad que los atrae. Esperamos que la producción pueda volver pronto, pero más que eso, deseamos la salud y el bienestar de todos.

Tomando en cuenta que antes del 3 de abril el 26.8% de seiyuus estaban endeudados, fue hasta mediados de abril que la crisis empeoró y se suspendió la industria del doblaje, por lo que el porcentaje actual de seiyuus endeudados podría ser considerablemente mayor, cifra que empeorada aún más en los siguientes meses.

1 COMENTARIO

Comments are closed.